EDITORIAL EN 'ES LA MAÑANA' DE ESRADIO

Federico Jiménez Losantos contra el show de Atresmedia y Ana Pastor: «No fue un debate, fue un gallinero con una ‘inmoderadora’ ridícula»

"Tiene que ser la progre y la niña bien y el yo, y yo, y yo. Tiene que ser un cara a cara entre ella y los demás"

Federico Jiménez Losantos contra el show de Atresmedia y Ana Pastor: "No fue un debate, fue un gallinero con una 'inmoderadora' ridícula"
Jiménez Losantos y Ana Pastor.

Tenemos que ir necesariamente a este formato malísimo de dos horas y mucho que duró lo que no es debate, sino que es una especie de gallinero donde es imposible que nadie debata en serio ninguna propuest

Apenas unas horas después de que terminara el debate de candidatos (más Soraya Sáenz de Santamaría por el PP) de Atresmedia —Soraya aguanta ante un gran Rivera, Sánchez se evapora y ridículo de Pablo Iglesias –, esta mañana de 8 de diciembre de 2015, Federico Jiménez Losantos desde su micrófono de EsRadio, bramaba en contra del formato elegido para el debate en cuestión.

Y no solo por un formato según él que no dejaba tiempo para el desarrollo de propuestas y sí para la interrupción, sino también contra la presentadora y moderadora, Ana Pastor. Ya es conocida la inquina del comunicador de ‘Es la mañana de Federico’ hacia la de laSexta, pero es que la pareja sentimental de Antonio García Ferreras volvió a ejercer de presentadora-protagonista, queriendo emerger como una figura más del debate —ESCUCHE EL AUDIO (a partir del minuto 3)–:

«Tenemos que ir necesariamente a este formato malísimo de dos horas y mucho que duró lo que no es debate, sino que es una especie de gallinero donde es imposible que nadie debata en serio ninguna propuesta, porque cuando empieza a explicarla ya ha intervenido el otro. O el moderador, que ayer había un moderador que estuvo muy bien, Vicente Vallés, con diferencia la vez que mejor le he visto yo, y luego la otra, que es inmoderadora [Ana Pastor], que tiene que ser ella la figura.

Yo creo que podría haber ocupado el puesto de Soraya, que es lo que le gustaría a ella, que no le gusta estarse quieta, que tiene que ser la progre y la niña bien y el yo, y yo, y yo. Tiene que ser un cara a cara entre ella y los demás. Y los demás a callar, naturalmente. Fue una especie de pegatina progre verdaderamente ridícula.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído