Escaño cero: «Ganaron los ausentes» – Julia Navarro


MADRID, 15 (OTR/PRESS)

¿Qué quién gano el cara a cara entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez? Pues en mi opinión lo ganaron Pablo Iglesias y Albert Rivera. Es decir, lo ganaron los ausentes.
Lo confieso, me costó seguir hasta el final el «cara a cara» entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. Esperaba otra cosa del debate, más altura de miras por parte de los dos contrincantes. Así que estoy entre el grueso de ciudadanos que creen que ninguno de los dos ganó el debate.
Pedro Sánchez exhibió una agresividad innecesaria. Parecía ansioso por noquear a Rajoy.
Verán, yo creo que Pedro Sánchez tenía razón en los argumentos de fondo, en la descripción de la situación social como resultado de los cuatro años de gobierno del PP, de que hay que recuperar las políticas sociales. Pero no me gustó cómo defendió estas posiciones, me chirriaba tanta agresividad.
En cuanto a Mariano Rajoy, no fue capaz de esgrimir ningún argumento capaz de convencer de que tiene soluciones para España.
Fue desagradable el «cuerpo a cuerpo» que protagonizaron insultándose, aunque Sánchez fuera el primero en insultar.
En realidad el debate resultó baldío y puso de relieve una vez más la diferencia entre los viejos partidos y los emergentes.
Pablo Iglesias es capaz de noquear a sus adversarios sin despeinarse, y Albert Rivera tampoco levanta la voz para decir lo que tiene que decir.
De manera que el cara a cara entre Rajoy y Pedro Sánchez me pareció una oportunidad perdida.
Al parecer hay una opinión generalizada de que Sánchez ganó el debate porque logró acorralar a Rajoy. Es verdad, le acorraló, a cuenta de la insoportable corrupción que han protagonizado importantes personajes del PP. Lo acorraló por la reforma laboral, por los recortes en educación y sanidad, por echar mano de la caja de los pensionistas, etc, etc, etc. Sánchez tenía razones de fondo para ganar el debate pero le perdieron las formas. Se puede ganar un partido de fútbol limpiamente o a base de dar patadas y romper las espinillas de los adversarios.
Yo creo que Pedro Sánchez necesitaba revindicarse por haber perdido los últimos debates que ha mantenido con Iglesias y Rivera. Y se pasó de frenada.
Por eso, insisto, los ausentes, Pablo Iglesias y Albert Rivera ganaron el debate.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído