Fermín Bocos – Norma obsoleta.


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

En el último tramo de la campaña y ante el fragmentado panorama político que pronostican las encuestas se echan en falta, más que nunca, nuevos y actualizados sondeos. La Ley Electoral, prohíbe la publicación de encuestas durante la semana anterior al día en el que se celebran los comicios. Es una norma obsoleta. Para consumo interno, los partidos, lógicamente, siguen encargando estudios y también lo hace algún medio de comunicación. Se ha dado el caso chusco, por no decir cómico, de que algún periódico andorrano haya publicado sondeos sobre intención de voto de los españoles dos días antes o en la propia jornada de reflexión. Jornada ésta, víspera del día de las elecciones, en la que los candidatos y los partidos tienen prohibido hacer campaña. En la era de Internet dicha limitación, está, también, fuera de lugar.
Como decía, conocer a través de las encuestas cómo se perfila el futuro Parlamento Español y cual podría ser el reparto de escaños reviste más interés que nunca. ¿Por qué? Pues porque a juzgar por los estudios conocidos (el más fiable el del CIS), el 20 D ningún partido obtendrá mayoría suficiente como para gobernar en solitario. Quiere decirse que ante este dato, una parte de los indecisos, que algunos sondeos sitúan en torno al 40%,podrían salir de dudas.
El día siguiente a las elecciones todo van a ser cábalas sobre quien va a estar en condiciones de obtener apoyos parlamentarios suficientes como para formar gobierno. Hasta ahora sabemos que Mariano Rajoy (el candidato del PP en la lista que encabeza las encuestas aunque con pérdida de la mayoría) tiene dicho que prefiere un acuerdo de legislatura con otro partido. Ciudadanos tiene todos los números. Pero Albert Rivera tiene dicho que no apoyará ni a Rajoy ni a Sánchez, porque confía en ganar cuota suficiente de escaños para tener la iniciativa. Pedro Sánchez, en nombre del PSOE, adelanta que estaría dispuesto a gobernar a tres (con C*S y Podemos), pero Pablo Iglesias quiere ser él el timonel de la izquierda, así que las cosas están muy, pero que muy, en el aire. De ahí la utilidad de disponer de datos fiables los más cerca posible del momento en el que se abran las urnas. Un ciudadano informado, es un votante más libre.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído