Borja García Carvajal, Concejal en el Ayuntamiento de Valladolid en el Grupo Popular

LAS PATALETAS DEL ALCALDE

LAS PATALETAS DEL ALCALDE
Borja Gacía Carvajal en un acto del Partido Popular

Este alcalde no tenía la intención de construir un proyecto de ciudad, sino que su único proyecto era hacer lo que hiciera falta para atacar y amedrentar al Partido Popular

font-family: ">Decía Winston Churchill que los españoles somos vengativos y que ese odio nos envenena. Esas palabras llevan resonando en mi cabeza desde que, en el mes de mayo, la tiranía de los pactos postelectorales golpeara duramente a Valladolid con un tripartito en el gobierno municipal. Mal para Valladolid pensé, ya que un tipo que por segunda vez consecutiva había sacado el peor resultado de la historia de su partido, iba a ser nuestro alcalde. Pero peor aún para el Partido Popular, porque un este alcalde no tenía la intención de construir un proyecto de ciudad, sino que su único proyecto era hacer lo que hiciera falta para atacar y amedrentar al Partido Popular.

Como el revanchismo es su única guía, crearon al principio de la legislatura la figura del liberado político o portavoz sin área, con la única función de hacer oposición a la oposición. Un tipo que cobra más de 57.000 euros al año por pasarse el día ideando de qué maquiavélica forma puede hacerle la vida imposible al Grupo Popular. Y empezaron amenazando: “estamos levantando las alfombras y no va a quedar nada sin remover”, decían desde el gobierno municipal, e idearon un plan de acción para ahogar políticamente al Partido PP inventando lo que hiciera falta, retorciendo la realidad para sus fines o dejando entrever asuntos turbios, pero sin llegar a decirlos claramente.

Que denunciamos el secuestro político de los plenos para callar a la oposición y los tildamos de castristas, pues al día siguiente publican que determinados miembros del gobierno anterior no habían devuelto sus teléfonos. Líneas que pagaban ellos mismos y que en ningún momento fueron exigidas por escrito, e incluso ni siquiera verbalmente en el caso del ex alcalde. Si era tan grave, ¿por qué esperaron hasta ese momento para exigirlos? La respuesta es fácil: una pataleta. Que la ley le exige al alcalde que se baje el sueldo y a él no le gusta, pues al pleno siguiente propone ahogar económicamente a los concejales sin dedicación, casualmente la mayoría en las filas del Partido Popular, llegando a proponer pagos por asistencia de un euro al año. Meses antes hablaban de que eran insuficientes las asistencias que cobraban los concejales sin dedicación y sin embargo tiempo después actuaron en sentido contrario ¿Por qué? Por una pataleta.

A veces las pataletas no tienen por qué tener una causa como cuando insinuaron, pero sin decirlo, que desde el ayuntamiento se financiaban comilonas en las juntas de compensación, aunque con la boca pequeña tenían que reconocer que ni iban concejales del ayuntamiento, ni realmente la gran mayoría de esos gastos salían de las arcas municipales. O ya la última, como les ha escocido el incumplimiento de expectativas de la fiesta de la moto, que no ha conseguido ser ni la sombra de lo que era Pingüinos, el alcalderevanchero se descuelga con nuevos datos del caso Samaniego insinuando la implicación del ex alcalde y del actual portavoz del PP. Pues si tan claro lo tiene, que vaya a los tribunales y que acuse claramente a quien considere, porque en el Grupo Popular no tenemos nada que esconder. Si no lo hace, si lo deja en una insinuación todos los vallisoletanos sabrán que estamos ante una nueva pataleta.

Tenemos un alcalde acomplejado porque la mayoría de la ciudadanía no le votó, porque la sombra de Javier León le pesa demasiado, porque entre los suyos todos dicen que Saravia debería ser el alcalde y no él y porque no es alcalde ni en su propia casa. Valladolid no se merece esto. Ya lo decía Moliere, tome nota señor Puente, “el que después de vencer se venga, es indigno de la victoria”.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído