Escaño Cero – «El futuro de Rajoy»


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

Mariano Rajoy parece haber hecho suya la máxima de «resistir es vencer». El ahora presidente en funciones se ha visto sacudido a lo largo d la legislatura por tantos casos de corrupción que han ido aflorando y que tenían y tienen a miembros y dirigentes de su partido como protagonistas que resulta imposible que la opinión pública no le reclame responsabilidades.
Y es que sin cuestionar su honradez lo cierto es que Mariano Rajoy no puede obviar que en los últimos años es el presidente del PP amen del Gobierno y que tiene una responsabilidad política en todo lo que concierne a los suyos. Así que no puede seguir mirando hacia otro lado haciendo que quienes en su partido han incurrido en practicas corruptas o en practicas poco ejemplares(como el caso del ya ex ministro Soria) no tienen nada que ver con él.
Es mas, lo que seguramente los ciudadanos no le perdonan de estos cuatro años de gobierno no es tanto las medidas tan controvertidas que ha adoptado pata luchar contra la crisis como su pasividad ante la corrupción. Mientras los ciudadanos tenían que hacer malabarismos para llegar a fin de mes, u otros perdían sus puestos de trabajo, sus casas, sus proyectos de vida, los escándalos de corrupción protagonizados por gentes del PP se sucedían, y se siguen sucediendo, sin parar.
El caso Soria es la gota que desborda el vaso. La torpeza con la que el ex titular de Industria se ha manejado estos últimos días han tenido una repercusión negativa en el Gobierno y en el mismísimo Rajoy.
Así las cosas Mariano Rajoy se ha convertido en un problema para su partido y para el país puesto que difícilmente el resto de los partidos llegará a acuerdos con él PP mientras él siga al frente.
No hay acuerdo posible con el PP mientras Rajoy sea su líder por más que él y los suyos no dejen de declamar que han ganado las elecciones y por tanto les corresponde gobernar. El problema no es que ahora mismo PSOE y Ciudadanos no puedan ni quieran pactar con el PP por estar Rajoy al frente, es que difícilmente lo habrá si se repiten las elecciones y no hay cambio de liderazgo entre los populares.
Si Mariano Rajoy quiere servir a su partido y a nuestro país debería de dar un paso atrás, dejando que sea otro el candidato a la presidencia del gobierno y promoviendo de paso una renovación total del PP. Todo lo que sea seguir aferrándose al sillón de mando solo servirá para agravar aún más la crisis que padece su partido y que tantas repercusiones tiene en nuestro país.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído