El Abanico – Charo Ruiz, icono de la moda Adlib


MADRID, 21 (OTR/PRESS)

Un año más la ciudad de Madrid ha recibido con todos los honores a los creativos más populares de las esencias ibicencas, entre los que hay que destacar por su fidelidad a Charo Ruiz y Tony Bonet. Una moda que ha sabido sortear crisis y estilos a lo largo de los años, sin que por eso merme el interés de un público de lo más variopinto, tanto nacional como internacional, que les sigue fielmente por su originalidad, lo que les ha convertido ya en una forma de vida, alegre, desenfadada, mediterránea.
En la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles y con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid y del Centro Cibeles ambos diseñadores fueron mostrando las nuevas propuestas nupciales, de ceremonia y fiesta que proponen para el 2017. Todo un derroche de imaginación promovido por el Concell Insular d»Eivissa, convertido desde hace años en el gran velador de la moda de Ibiza, que ha logrado así hacerse un hueco importante en el sector. Un evento que fortalece una iniciativa que nació con timidez en el 2014, que fue concebida con el fin de cubrir el hueco que abandonó la ya desaparecida Cibeles Novias.
Para el próximo año Charo Ruiz propone –según la famosa periodista Clara Courel, presentadora de los desfiles–, una novia seductora, de líneas estructuradas, con muchas transparencias, que tiene la mirada puesta en la estética victoriana, de la que hay que destacar la utilización minuciosa de delicados tejidos, entre otros el tul bordado a mano, el guipur y el voile de algodón. Pero muy especialmente lo que ya se ha convertido en marca de la casa, como son los exquisitos acabados, pura artesanía.
Por su parte Tony Bonet, sigue fiel a su estilo más vanguardista, sin perder de vista el gusto por el minucioso trabajo artesanal, de ahí que haya imaginado una mujer «Terriblemente bella» –título de la colección– hippi, y libre de encorsetamientos.
Fueron muy aplaudidas también las joyas que lucieron las modelos, de la artista Elisa Pomar, que pertenece a una generación de joyeros dedicados en cuerpo y alma a la joyería más tradicional de Ibiza. Piezas cargadas de un gran simbolismo para la mujer que las luce según Courel.
Como en todo desfile, cada diseñador contó con algunas de sus clientas más fieles, y entre las que hay que destacar a la incombustible Carmen Lomana, la actriz Mariam Bachir, las ex-mises españolas Raquel Rodriguez, Inés Sáinz, Mireia Canalda y la diseñadora Aurora Maroto, todas ellas compitiendo con las modelos. Así Clara Courel escogió para la ocasión un vestido lago de colección Adlib 2016 en color negro con escote de pico. Mientras que Maríam Bachir también de negro uno negro en tul bordado al que aportó un aire rockero con bomber y pitillos. Pero si alguen destacó en la pasarela fue la actriz y modelo ibicenca Ana Vide, que abrió y cerró el desfile.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído