Charo Zarzalejos – 26J, ¿todo igual?


MADRID, (OTR/PRESS)

Se acabó el plazo, se agotaron (?) posibilidades, se cruzaron papeles, reproches y se colaron desconfianzas. Los vetos han sido protagonistas y al final de los finales nos encontramos con una nueva convocatoria electoral. Se produce así un nuevo emplazamiento a los ciudadanos que si no se equivocaron en Diciembre, tampoco se van a equivocar en Junio. El problema surge a la hora de interpretar esos resultados porque, a la vista ha estado, todos se han erigido en portavoces de «la ciudadanía» haciendo ver que sus propuestas eran las deseadas por la mayoría, sin establecer matiz alguno. Un poco de prudencia a la hora de interpretar los resultados no estaría de más.
Pero lo hecho, hecho está. Llorar por la leche derramada no conduce a nada y que nuestros políticos se fustiguen con la idea del fracaso, a mucho menos. No obstante, estos cuatro meses no han sido, en el fondo, baldíos. Han servido para que entre ellos se tomen la medida y los ciudadanos, los votantes conozcan la forma de conducirse de unos y otros. Salvo Rajoy, que ha sido Rajoy en estado puro, de todos los demás hemos conocido aspectos hasta ahora ignotos. El 26 de Junio las urnas se abrirán y los ciudadanos se acercarán a votar con datos que no conocían, con percepciones hasta ahora desconocidas y con juicios sobre nuestros responsables políticos que quizás no sean los mismos que en Diciembre.
Las pocas encuestas conocidas hasta el momento indican que apenas van a cambiar las cosas, que todo va a quedar como en Diciembre. En las próximas semanas iremos conociendo más sondeos y todo quedará sujeto a lo que digan las urnas. Soy de las que creo, por todo lo expuesto, que estos cuatro meses, cara a los votantes, no han sido inocuos ni baldíos. En todo caso, bastan cambios muy pequeños para que la noche del 26 J pueda resultar muy diferente a la del 20D. Tres o cuatro escaños arriba o abajo van a tener consecuencias, tanto a la hora de establecer pactos que se presentan como imprescindibles, como en la vida interna de los partidos. Basta con que Rajoy suba dos o tres escaños o los pierda para que la lectura de esos resultados lleven a reflexiones distintas a las que hizo el PP en Diciembre. Ni qué decir que si esto le ocurre a Pedro Sánchez el panorama cambia sustancialmente para el hoy seguro candidato socialista. Le basta con perder tres escaños para que muchos de su casa aprovechen la ocasión para cobrarse una factura que algunos tienen pendiente. Si lo gana es que habrá aguantado bien el tirón y se interpretará como premio de los ciudadanos a sus esfuerzos por formar gobierno. Lo mismo cabe decir de Albert Rivera o de Pablo Iglesias que un poco han envejecido en estos cuatro meses.
No es momento de lamentos y si de que nuestros responsables políticos saquen conclusiones de lo ocurrido porque después del 26 de Junio no cabe pensar en una nueva prórroga. Tienen que acordar y formar gobierno. Ya no habrá excusas. Se conocen lo suficiente como para saber con quien trata cada cual, saben de sobra cuáles han sido sus errores y en Junio los ciudadanos les darán pistas para valorar con acierto cuál ha sido el comportamiento de unos y otros.
Nos adentramos en un tiempo que puede resultar tedioso y cansino para los ciudadanos y para los propios políticos, pero es lo que hay. Es a donde nos han llevado y la obligación ciudadana, pese al cansancio, la frustración cuando no la indiferencia es no dar la espalda a la situación, sino acudir a las urnas sabiendo que la democracia tiene estas cosas. No es España el único país del mundo incapaz, en un momento determinado, de formar gobierno. Lo bueno es que existen las urnas y que los ciudadanos tienen en su mano el veredicto final. Insisto, a día de hoy, son muchos los que dicen que nada va a cambiar. Humildemente pienso que pueden cambiar muchas cosas porque para que eso ocurra hace falta muy poco.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído