Escaño Cero – «Las encuestas»


MADRID 23 (OTR/PRESS)

Saben, me cuesta creerme las encuestas o acaso es que no quiero creérmelas. Y es que los sondeos de opinión que se van publicando, el último de Metroscopia, auguran que tanto el PP como Podemos mejorarán sus resultados electorales respecto a los del 20 pasado 20 de diciembre mientras que PSOE y Ciudadanos los podrían empeorar. Y no, no lo entiendo, no alcanzo a comprender como es posible que nuestro país se este radicalizando y vaya a optar por el modelo de las «dos» Españas.
Es verdad que el PSOE no está en su mejor momento entre otras cosas porque sus dirigentes pierden demasiado el tiempo en «monerías» y en repetir eslóganes baratos. Se echa en falta que sean capaces de explicar a los ciudadanos un programa serio, sólido, creíble, un programa donde no haya dudas sobre el devenir de Cataluña, es decir que no juegue a la ambigüedad. No digo que no lo tengan, solo que no son capaces de explicarlo.
Ni siquiera cuando Sánchez presentó su «gobierno en la sombra» fue capaz de que la noticia fuera que cada futuro «ministros» expusiera el programa de su posible ministerio, y al final la noticia se quedo en que presentó a los ministrables en un campo de fútbol y la frase que ocupo los titulares fue repetición de una de Luis Enrique.
Lo he escrito en otras ocasiones: Pedro Sánchez debería de volver a su discurso de antes de ser elegido secretario general pero sobre todo debería de prescindir de esos asesores de imagen que le escriben frasecitas y que le van a llevar al desastre. Lo sorprendente es que el líder socialista no se de cuenta de todo esto y persista en el error.
Pero dicho todo esto, y a pesar de los pesares, el PSOE continúa siendo una fuerza política fiable. Es decir el PSOE puede liderar el cambio pero sin aventurerismo. Es decir el PSOE puede acertar más o menos en la acción de gobierno pero nunca pondrá a nuestro país al borde del abismo.
La cuestión es que Sánchez y los suyos sean capaces de recuperar a tantos votantes socialistas desencantados que esperan algo más que lo que está ofreciendo el PSOE al día de hoy. Aún así, insisto, el desencanto no puede llevarnos a poner este país en manos de opciones que no se sabe adonde nos llevarían.
También resulta sorprendente que los estrategas del PSOE no sean capaces de focalizar que su verdadero adversario en estas elecciones es Podemos más que el PP.
Y luego está el caso de Ciudadanos. A mi este partido me recuerda a la extinta UCD del añorado Adolfo Suárez. Es un partido de «cuadros», de profesionales de distintos ámbitos. Es decir Ciudadanos es un partido centrista y por tanto con un programa centrado. Si ganaran las elecciones las cosas cambiarían pero con tranquilidad, también sin ningún atisbo de aventurerismo.
Además tanto el PSOE como Ciudadanos han sido los únicos partidos que han intentado formar gobierno con un programa pactado, serio y que suponía un autentico cambio. Y las cosas como son fueron boicoteados por el PP y por Podemos que ansiaban la repetición de las elecciones convencidos ambos, de que volver a las urnas les podía beneficiar.
Al parecer, según las encuestas, tenían razón, nuestro país se está polarizando y ambas opciones pueden obtener mejor resultado el 26 de junio. Y yo no lo comprendo. Sinceramente me cuesta comprenderlo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído