Escaño Cero – «Ni un céntimo»


MADRID, 2 (OTR/PRESS)

Lo ha dicho Antonio Hernando: Ni Manuel Chaves ni José Antonio Griñan se han llevado ni un céntimo.
Le creo. Sí. Creo que que ni Chaves ni Griñán se han llevado un céntimo, que han salido de la política ligeros de equipaje.
Otra cosa es que su gestión política sea cuestionable, que no quisieran o no supieran ver que lo que desde la Junta se hacía con los ERES era un dislate. Puede que nadie se lo contara, puede que creyeran que se estaba haciendo lo correcto, en cualquier caso los responsables directos de gestionar los ERES hicieron las cosas rematadamente mal y ellos, que han sido los presidentes de la Junta, tienen un responsabilidad política. Y es que no se puede obviar el desvío de más de ochocientos millones de euros.
Pero al contrario que en otros casos de corrupción pura y dura, en el caso de los ERES ni Chaves ni Griñán se vieron favorecidos personalmente.
Además justo es reconocer que han venido dando ejemplo al retirarse de la vida pública primero y ahora renunciando a ser militantes del PSOE.
Por eso resulta impúdico que desde el PP quieran igualar el caso de los ERES con la corrupción que afecta a algunos de sus dirigentes y cargos públicos que están inmersos en casos de corrupción y si han obtenido provecho personal.
Pero no hay que llevarse a engaños y es evidente que el procesamiento de Manuel Chaves y de José Antonio Griñán en vísperas de la campaña electoral va a ser utilizado por el PP y Podemos. Los populares para intentar demostrar que los socialistas no están en condiciones de afear a otros sus casos de corrupción, y desde Podemos para incidir en que el PSOE tiene sus puntos negros.
En medio de esta tormenta puedo imaginar el desgarro que supone para Manuel Chaves dejar de ser militante del partido al que lleva décadas dándole lo mejor de sí mismo, desde aquellos de la clandestinidad a la configuración de un Partido Socialista moderno, que luego llegaría al Gobierno. Es como si le arrancaran un pedazo de su propia vida.
Sí, yo estoy entre quienes creen que ni Chaves ni Griñán se han llevado un céntimo pero que no supieron gestionar correctamente lo de los ERES, porque lo que es evidente es que no se hicieron las cosas bien y el escándalo es mayúsculo.
A los políticos hay que exigirles que sean rigurosos a la hora de gestionar el dinero público. Y la Junta de Andalucía no lo fue.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído