Carlos Cuesta

«La oposición buscará en esta legislatura ‘low cost’ el desgaste del PP»

"La oposición buscará en esta legislatura 'low cost' el desgaste del PP"
Carlos Cuesta. J. Rueda

Carlos Cuesta asegura que el pacto para que Ana Pastor (PP) sea la presidenta del Congreso de los Diputados supone el inicio de una cascada de acuerdos que acabarán cristalizando en una nueva legislatura.

Con Ana Pastor empiezan los pactos. Y, a partir de ahora, es posible que veamos bastantes más. Porque el PP retocará su reforma laboral, rebajará sus expectativas de reducción de impuestos y enviará más fondos a Cataluña. Ciudadanos entregará parte de sus exigencias a cambio de sillas, como acabamos de ver en la mesa del Congreso. El PSOE tendrá que renunciar a su «ni con Bildu, ni con el PP» para albergar una abstención en la investidura popular. E incluso el PNV deberá practicar un doble lenguaje y respaldar leyes concretas para conseguir apoyos en las próximas elecciones vascas sin perder dinero: el privilegio económico que les otorga el actual cálculo del cupo -pendiente aún de aprobación-. Y todo ello tendría que ocurrir porque, en caso contrario, se irá a nuevas elecciones, punto de ventaja con el que juega Rajoy y no el resto: porque, vista la evolución desde el 20-D al 26-J, a ninguno se le escapa que lo lógico sería que, llegados a esas terceras elecciones, la distancia del PP fuese aún mayor, especialmente frente al PSOE y Ciudadanos.

Apunta que:

Ése es el trasfondo conocido por todos los partidos y al que ayer aludía Rajoy. Pero una realidad que sólo permitirá una legislatura de cesiones. De escaso ámbito reformista y de moderada eficacia frente a riesgos notables: el debilitamiento económico-financiero internacional que avanza desde Italia, el hiperendeudamiento de las grandes economías, la reestructuración europea tras el Brexit o los problemas de seguridad que ha vuelto a desvelar el atentado de Niza y la purga iniciada por Erdogan en Turquía tras el golpe.

Una legislatura en la que ni siquiera la materia económica será competencia exclusiva de España. Porque, tras nuestra entrada en un proceso sancionador por el exceso de déficit en 2015, volvemos a estar bajo tutela económica de la UE: con capacidad de Bruselas para marcar recortes, negarse a aceptar rebajas fiscales, exámenes trimestrales y con la posibilidad de determinar el carácter concreto de los recortes a realizar.

Y considera que los partidos temen más que los electores les castiguen en unos terceros comicios:

Habrá quien, ante esta tesitura, prefiera unas nuevas elecciones. Pero el riesgo y el hastío mayoritario de los votantes pesa demasiado sobre la espalda de todos los candidatos. Y, aunque nada es descartable a estas alturas, ese argumento debería ser suficiente para permitir una gobernabilidad. Muy limitada, de baja eficacia. Casi low cost. Pero legislatura. Algo que, en el fondo, preocupará a la población, pero no demasiado a la oposición que, a fin de cuentas, busca el desgaste del PP.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído