Escaño Cero – El triunfo de la moderación


MADRID, 26 (OTR/PRESS)

La primera reflexión es obvia: las elecciones vascas y gallegas tienen dos claros triunfadores: Iñigo Urkullo y Alberto Núñez Feijoo. A simple vista son dos políticos que no tienen nada en común sin embargo hay un rasgo que si comparten, el de la moderación.
Urkullu es un político templado, que huye de las estridencias, que pone el acento de su gestión en los problemas reales de los ciudadanos y las reivindicaciones históricas del nacionalismo vasco las aborda desde el sentido común y no echando órdagos al Estado. Su perfil es el de un hombre dialogante, con el que se puede llegar a acuerdos.
Por su parte Alberto Núñez Feijóo mantiene un perfil político alejado de los sectores más conservadores de su partido. Núñez Feijóo bien puede representar una derecha más moderna, más a pie de calle, o lo que es lo mismo, lleva el reloj político sintonizado con el siglo XXI.
En mi opinión el triunfo del PNV en estas elecciones vascas como la del PP en Galicia tiene mucho que ver con sus candidatos.
La segunda reflexión es que tanto en Galicia como en Euskadi se ha producido el temido «sorpasso» de Podemos respecto al PSOE. Que los socialistas hayan quedado la cuarta fuerza en el País Vasco, perdiendo siete escaños, empatando en escaños con el PP y superados por Podemos y Bildu, no es algo a lo que se pueda buscar más explicación que la de un gran fracaso motivado por no ser capaces de ofrecer un proyecto político creíble a los ciudadanos y por no tener un liderazgo fuerte.
Lo mismo ha sucedido en Galicia donde los socialistas han perdido cuatro escaños y han sido superados por Las Mareas.
Este fracaso rotundo y sin paliativos debería de tener consecuencias inmediatas en el seno del PSOE.
Desde luego el fracaso no solo es de los dirigentes vascos y gallegos sino del propio Pedro Sánchez.
De continuar así el PSOE puede terminar en la irrelevancia con lo que eso supondría una mala noticia porque no podemos olvidar que el PSOE ha sido una pieza fundamental para la estabilidad y el desarrollo de España. Ha sido un partido vertebrador precisamente por su fuerza política en comunidades con características específicas como son Galicia, Cataluña y País Vasco. Sin embargo en estas tres comunidades va perdiendo votos en cada elección. En mi opinión los descalabros del PSOE tienen que ver con sus políticas filonacionalistas. Es decir ha sacrificado su alma socialista para terminar siendo un engendro irreconocible.
La tercera reflexión es que Podemos ha salido más que airoso de estas dos elecciones logrando su ansiado «sorpasso» sobre el PSOE. Y esta es una realidad incontestable. Es decir Podemos puede lograr su sueño de desplazar al PSOE como fuerza principal de la izquierda española. Ya ha merendado a Izquierda Unida y como los socialistas continúen cometiendo errores terminaran siendo devorados por los podemitas.
La cuarta reflexión es que Mariano Rajoy se ha visto reforzado por el triunfo de Núñez Feijóo. En cuanto al resultado en el País Vasco el PP está más o menos como estaba, ha perdido un escaño y ha empatado en escaños con el PSOE. Así que su derrota no ha sido dramática.
La quinta reflexión tiene como objetivo a Ciudadanos que se ha estrellado en Galicia y el País Vasco y esto es una pésima noticia para Rivera y los suyos. Está por ver si el fracaso de Ciudadanos es un fenómeno local o si pueden continuar perdiendo pie. Quizá los electores no terminen de entender la política que han seguido en los últimos meses pasando de los brazos del PSOE a los del PP. Un ejercicio de responsabilidad sin duda para intentar que alguien pudiera gobernar y evitar unas terceras elecciones, pero que acaso no ha terminado de ser comprendido por los ciudadanos de a pie. O puede que simplemente no hayan sido capaces de encontrar ni los candidatos ni el proyecto político adecuado para Galicia y País Vasco. El empeño de Ciudadanos de mandar al baúl de los recuerdos el Concierto Vasco es un discurso difícilmente asumible por los vascos incluso por los que no son nacionalistas.
Rivera y los suyos tendrán que hacer una reflexión sobre lo que les ha sucedido en Galicia y el País Vasco.
Y más que sexta reflexión lo que queda es preguntar: ¿Y ahora qué?.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído