Fermín Bocos – El sacrificio de Errejón


MADRID, 15 (OTR/PRESS)

El sectarismo es la filoxera de los partidos políticos. Hasta hace poco, entre los seguidores de Podemos, el joven diputado Iñigo Errejón era un intocable. Un dios sentado a la derecha de Pablo Iglesias en el Olimpo del movimiento morado. Ahora que sus tesis acerca de la estrategia a seguir para allegar los objetivos de poder del partido han salido derrotadas tras la Asamblea de Vistalegre II, está siendo declarado poco menos que un paria por los mismos que hasta hace dos telediarios se lo disputaban para conseguir un «selfie». Pese a que en la mencionada Asamblea los militantes pedían unidad y en apariencia Pablo Iglesias se hizo eco de esa reclamación lo cierto es que todo indica que se dispone a prescindir políticamente de quien era su gran amigo y más cercano colaborador.
Que vaya a ser relevado como portavoz del Grupo Parlamentario y que esa encomienda recaiga en Irene Montero, persona tan próxima a Iglesias, ahorra palabras acerca del escaso talante del líder de Podemos para aceptar la discrepancia. Quizá Iglesias no se haya percatado de que hay mucha gente atenta, pendiente, observando cómo piensa administrar la victoria en Vistalegre II para establecer criterio acerca de su persona visto que se postula nada menos que para gobernar España. Se trata de saber si es un ciudadano equilibrado y magnánimo en la victoria o por, el contrario, es un político más. Uno más de los que no toleran la discrepancia, se rodean de aduladores (la «camarilla» que señalaba el filósofo Luis Alegre, cofundador de Podemos) y solo están preparados para que les den la razón.
No hay que elevar la mirada hacia la historia del movimiento comunista para evocar las purgas de disidentes que jalonan el relato de la vida interna de los partidos comunistas que en el mundo han sido para avizorar que la defenestración de Iñigo Errejón -la presenten como la presenten- se va a convertir en un test. Hacia dentro y fuera de esta organización. Para los cargos de Podemos: un aviso a navegantes. Fuera de éste partido en la prueba para comprobar la compatibilidad de sus actuales dirigentes con un aspecto esencial de la democracia: el respeto al discrepante. Pronto saldremos de dudas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído