A vueltas con España – El PSOE, del 3 al 7


MADRID, (OTR/PRESS)

Es evidente que la recuperación de votantes por parte del PSOE exige una estrategia que le permita volver a situarse entre el 3 y el 7 sobre un eje de 0 a 10 en términos de izquierda a derecha. Solo así volverá a ser un partido de Gobierno en España.
En ese contexto hay que situar la frase de Pedro Sánchez cuando dice que se siente muy próximo a los votantes de Podemos pero no a algunas decisiones y formas de hacer de Pablo Iglesias, que no comparte. Seguramente no tardaremos en escuchar frases similares aplicadas a Ciudadanos e incluso al PP, en una recta final de campaña, si las cosas andan muy ajustadas. El PSOE precisa ensanchar el campo, a riesgo de no tocar poder.
Si bien en esta fase Pedro Sánchez pone énfasis en declararse de izquierdas para restar votantes a Podemos, tras dejar atrás a Susana Díaz con un mensaje similar, todos sabemos que el PSOE terminará moviéndose entre el centro-izquierda y el centro; puede que incluso un poco más allá. No hay otra alternativa para ocupar la centralidad política de un país -no confundir con el centro-, al menos en un país europeo de clases medias.
Otros objetivos del PSOE son los jóvenes y los profesionales. Todos sus estudios internos parten de esa premisa, de modo que sus estrategas ya se han puesto manos a la obra para reconquistar las ciudades, hasta conseguir que sus votantes no estén tan concentrados en los pueblos y en las zonas rurales. Una vez apaciguado el partido, el PSOE necesita crear discurso político, ser más urbano y actuar sin complejos frente a Podemos.
El día que Pedro Sánchez se plante ante Pablo Iglesias y logre vencerle dialécticamente, su victoria electoral estará más cerca. Cualquier otra opción, incluida la de pactar sin ser la fuerza hegemónica de la izquierda, dejará al PSOE -y al propio Sánchez- en tierra de nadie.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído