Escaño cero – Hora de tomar decisiones


MADRID, 4 (OTR/PRESS)

Ignoro si Mariano Rajoy juega el poker, no le pega, pero si lo hiciera seguro que sería capaz de desconcertar a quienes se sentaran con él en la mesa de juego habida cuenta de su aparente impasibilidad ante lo que sucede a su alrededor.
Rajoy viene aguantando sin inmutarse ni mover un músculo de la cara la partida enloquecida en la que tiene como oponentes a Carles Puigdemont y a los socios de éste.
La realidad es que Mariano Rajoy no deja de repetir que no permitirá que se celebre un referéndum ilegal en Cataluña pero los ciudadanos de a pie ignoramos como lo va a impedir.
Es evidente que el Gobierno no puede volver a permitir que se celebre una mascarada como la de aquel remedo de consulta en el 2014, la cuestión es qué herramientas va a utilizar para impedirlo.
A lo que dicen los expertos, el Gobierno solo tiene dos posibilidades que es aplicar el artículo 155 de la Constitución o la Ley de Seguridad Nacional.
Pero imagino que el gobierno durante todo este tiempo estará haciendo algo más aunque no nos lo haya contado. Es de suponer que tendrá un «plan A», un «plan B», un «plan C» y cuantos planes sean necesarios ante los distintos escenarios que se puedan dar.
Otra pregunta que cabe hacerse es qué va a hacer el PSOE. Porque este PSOE no es el que hemos conocido en el pasado. Y aunque aparentemente desde Ferraz se diga que van a apoyar al gobierno, sin embargo han estigmatizado el artículo 155 de la Constitución que es el de que de verdad los independentistas temen que se aplique.
Al mismo tiempo desde el PSOE agitan las aguas con su invento del Estado plurinacional, y otras propuestas supuestamente encaminadas a convencer a Puigdemont de que dé marcha atrás, como si se hubieran vuelto sordos y no escucharan, como escuchamos todos los ciudadanos, que el Presidente de la Generalitat y su Vicepresidente Oriol Junqueras, amen de toda la tribu de la CUP han dejado claro de que su única hoja de ruta es la independencia y que van a celebraran el referéndum sí o sí.
En fin, es de esperar que Mariano Rajoy y su gobierno, y otro tanto Pedro Sánchez, Rivera e Iglesias estén a la altura del problema y no pasen todos ellos a la Historia como los políticos que permitieron que se fuera al traste uno de los Estados más antiguos del mundo, o sea España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído