El rincón del soneto – ESPERÓ DIEZ HORAS. MURIÓ EN URGENCIAS


ESPERÓ DIEZ HORAS. MURIÓ EN URGENCIAS

Esperó diez horas. Murió en Urgencias,
pues no había médicos suficientes
para atender a tantos pacientes
que allí esperaba con sus dolencias.

Con las horas, morían las paciencias,
porque políticos indecentes
robaron los fondos pertinentes
y los usaron en sus conveniencias.

Sufren los ancianos solos sus males,
pues nadie oye sus lamentos y gritos;
quieren las madres ayuda y pañales

para criar a sus hijos chiquitos.
No hay dinero para los hospitales
pero sí lo hay para los chiringuitos.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«IGLESIA, ¡DESPIERTA!»
✉ freixedo.autor@laregladeoroediciones.com
Suscripción gratuita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Freixedo

Ex jesuita, escritor polémico, experto en religiones comparadas y parapsicología.

Lo más leído