Los jesuitas y Colau unidos contra VOX

Lo de Colau se entiende, porque es una sectaria obligada a verter lágrimas de cocodrilo para mostrar una empatía que no es tal, sino odio a todo lo bueno. Darle gusto a Iceta prohibiendo el acto de Vox debió suponer todo una especie de orgasmo institucional que hasta los manteros y lateros debieron disfrutar en sus alfombras callejeras. ¡Pero nada nos puede extrañar ni sorprender de esta gente que encarna lo peor de la especie humana! Le tenían miedo al Capitán Trueno de Vox, a ese “zorro” vengador a cara descubierta, a ese otro Santiago a caballo, llamado Abascal que tantos odios despierta en los de la izquierda, la derecha y el centro, si es que lo hay. Casi era de esperar.

Lo que no nos imaginábamos es que los hijos de Loyola de ICADE, de la Universidad Pontificia de Comillas, fueran a cancelar el acto de Iván Espinosa de los Monteros, exalumno del centro para más señas. La verdad, no ganamos para sorpresas, pero ya va siendo hora de que interioricemos esta realidad. Hay que reconocer que la Iglesia, salvo honrosas excepciones, no está con sus fieles cuando, contra viento y marea quieren defender su doctrina o reivindicar sus postulados. Me sobran los ejemplos, incluso personales. No me extraña que acusen a los jesuitas de estar infiltrados por los del mandil. La mordaza contra Vox es un acto masónico en toda regla. Están dispuestos, eso sí, a tener un evento con el resto de las fuerzas políticas después de las elecciones. “Si es que el nuevo Frente Popular no os manda a Portugal, o más lejos”, habría que decirles. ¿Se piensan que Sánchez y “EL” de Podemos no van a hacer todo lo posible por borrar todo símbolo católico de la faz de España? Ya casi lo han conseguido. Menos mal que de tarde en tarde aparece algún juez con sentido común y libre del virus de la cristianofobia y dicta una sentencia contra los radicales laicistas empeñados en borrar todo atisbo cristiano.

Parece que los jesuitas no tienen memoria, o sí la tienen, pero padecen ese síndrome extraño del embrujo de la izquierda radical. ¡Si Ignacio de Loyola levantara la cabeza y viera lo que queda de su Compañía de Jesús! Un Jesús medio olvidado, laicizado y solo. ¿Dónde quedó el lema del fundador que mandaba ser “contemplativos en la acción”? Acciones como la de hace unos días contra Vox se apartan completamente del espíritu de la Compañía.

Eso nos hizo recordar otra acción, la de monseñor Osoro con la Rita Maestre, que en sus ratos libres hacía estriptis en la capilla de la complutense, mientras el sacerdote consagraba. Muy edificante todo. Pero para el arzobispo de Madrid fue solo una gamberrada juvenil. ¡Pues menudos y peligrosos jóvenes! Y gracias a ese y otros beneplácitos y “buenerías” ahí los tenemos poniendo Madrid patas arriba. Urbanística, institucional y moralmente. La última ocurrencia de Carmena es la creación de espacios donde los gais puedan “follar” al aire libre –respeto el titular—. La intención es legalizar las zonas inmundas de “cruising”. Para que no tengan que ir al diccionario, les copio la definición: “El cruising o cancaneo, en el contexto LGBT, es la práctica de buscar una pareja sexual caminando o conduciendo por un lugar público, por lo general de manera anónima, ocasional y para una sola vez”. Al parecer, son lugares muy transitados por gente normal, que increpa a estos pervertidos de las guarrerías, del aquí te pillo, aquí te mato, y por eso hay que protegerlos de la gente normal a quienes amenaza con aplicarles el delito de LGTBfobia, que para eso tienen un observatorio y varios chiringuitos. Como si los problemas de Madrid fueran esos, pero según ella, “urge hablar de cruising”. Y es que la abuela loca, que está más p’allá que p’acá, no sabe qué hacer ni qué regalar para hacer campaña. ¿Será que a ella y a Errejón les gusta el voyerismo? ¡¡¡Son lo peor!!! Quien nos iba a decir que Madrid se iba a convertir en este basurero. Esperemos que entre Vox, PP y Ciudadanos sumen y se hagan con el bastón del consistorio y la Comunidad. Por cierto, los transexuales viajarán gratis en autobús para siempre. ¿Hay quien dé más?

___________________
Por Magdalena del Amo
Periodista y escritora, pertenece al Foro de Comunicadores Católicos.
Directora y presentadora de La Bitácora, de Popular TV
Directora de Ourense siglo XXI
✉ periodista@magdalenadelamo.com
Suscripción gratuita
.

Autor

Magdalena del Amo

Periodista, escritora y editora, especialista en el Nuevo Orden Mundial y en la “Ideología de género”. En la actualidad es directora de La Regla de Oro Ediciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído