Rafael López Charques: «Pelea de gallos»

Rafael López Charques: "Pelea de gallos"

Aunque, si mal no tenemos entendido, las peleas de gallos están prohibidas en nuestro país, lo cierto es que siguen practicando a plena luz del día, no solo las de gallos, sino también las de gallitos. Solo hay que contemplar el panorama político en nuestra nación, para comprobar la veracidad de nuestra afirmación.

Hace más de dos meses que fueron las elecciones generales, y más de un mes de las autonómicas y municipales, pero la situación sigue sin aclararse en muchos sitios, incluido, lo que es más importante, el gobierno del estado.

Dado que los políticos se dedican a una actividad prohibida, la pelea de gallos, deberían autorizarnos, aunque no esté permitido, a hacer apuestas públicas sobre los resultados. Así todos podríamos ganar algo, no solo ellos.

Lo que sí parece es que todos se han puesto de acuerdo en seguir la afirmación, hecha por el revolucionario ruso de siglo XIX Nikolái Gavrílovich Chernyshevski, de la que posteriormente Lenin hizo su slogan, “cuanto peor, mejor”. De lo contrario es difícil entender lo que está pasando aquí, pues que lo importante no sea que se forme un gobierno, sino que mandemos nosotros, es vergonzoso. Eso queridos conciudadanos es lo que está ocurriendo.

Nos recuerda a aquellas escenas, de cuando éramos niños, de las aglomeraciones que formábamos los chavales, a las puertas de las tiendas que vendían cromos para intercambiárnoslos. Ahora los barullos se forman en las cámaras y similares para intercambiar puestos.

Mientras tanto, los problemas del país esperan, total si la gente hasta ahora ha aguantado, que siga aguantando. Ya sabemos que las encuestas revelan que los políticos son el segundo problema para los españoles, después del paro. ¡Bah! Son quejas sin fundamento de gentes desagradecidas, que no entienden de los grandes sacrificios que hacen para tratar de resolver los problemas del pueblo.
La situación se complica aún más, lo cual es difícil, con el órdago que siguen manteniendo los separatistas catalanes, y que los que tenían que ver, no ven.

El consejero de interior de la comunidad catalana ha tenido la desfachatez de agradecer a su estado vecino, el español, la ayuda prestada para apagar los incendios forestales declarados en la misma. ¿Se puede tolerar tal chulería? Pues hay que tragar con ella. La única disculpa posible es que el citado sea un total ignorante, y no sepa que su comunidad forma parte del estado español.

Tal arrogancia no nos extraña. Los políticos catalanes presos por presuntamente delinquir, ya están en cárceles de su comunidad, algunas de las cuales son más lujosas que hoteles. ¿Tendrán el mismo trato que los demás presos? Mucho nos tememos que como ya ha ocurrido, el suyo será un tanto de privilegio. El director de una prisión que no esté de acuerdo con ello, tendrá que tragar o dimitir, como ya ha ocurrido.

Para mayor recochineo se ha filtrado que uno de los puntos de la Declaración de Pedralbes, pactada ente el jefe del Gobierno de España y el de Cataluña, es que “la vía judicial tiene que quedar atrás”, en otras palabras, terminar el juicio a los golpistas y abrir una negociación política que lleve al indulto de los acusados.

Por otro lado, un ex jefe de gobierno ha manifestado (con respecto al indulto) que estar «a favor de que se estudie si lo piden» ¿Lo quieren más claro?

Dada la pelea de unos gallos y la actuación de otros, no nos extraña el mensaje que ha circulado por whatsapp. Están varias gallinas y una de ellas dice muy contenta “vamos chicas que nos trasladan a España” Otra pregunta “¿Y eso?”, a lo que la primera responde “al parecer hay una carencia total de huevos en la ciudadanía española”

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído