Victor Entrialgo De Castro: «Petruskha «

Victor Entrialgo De Castro: "Petruskha "

«Petrushka» es una historia de marionetas creada por Stravinski para que una de ellas llegara al poder con una moción de censura, que en realidad era una «Macedonia de descamisaos y separatistas» para destruir la unidad nacional, dirigidos por aquella que durante años trepaba en el partido socialista y ahora revuelve la macedonia de la investidura con una cuchara de madera.

Pero contra todo pronóstico salvo el de Tezanos, la marioneta cobró vida súbitamente, con un realidad que ahora han dado en llamar «gobierno de cooperación» que pretende formar con «el charlatán de la coleta y el chalet», exasperando la paciencia de la oposición con diabólicas cascadas de arpegios.

Fue Ivan Redondo quien acabó convirtiendo «Petrushka» en un ballet y ahí siguen danzando todos, gobierno y oposición interinos hasta el día 23 de julio con la amenaza de tener sin gobierno al pais durante un año, como si el Estado no precisase mantenimiento, entregando Navarra a los fideicomisarios de la muerte o tratando de okupar otra vez Madrid.

«Petrushka» es una Matriuska de la que salen separatistas catalanes, vascos, valencianos, baleares, coletas, Revillas. Pero, además, es la historia de una marioneta tradicional rusa, que está hecha de paja y con una bolsa de serrín como cuerpo, que cobra vida propia y se pone a cambiar el mundo por ambición pero sin saber hacia donde.

Esta obra que fusiona música, ballet, coreografías, postreros, pactos, promesas y cambios de un dia para otro es un equilibrio perfecto. Evoca la «obra de arte total» de Wagner, pero con un enfoque Redondo de la PSOE.

Petruskha es la imagen clara de un títere, súbitamente dotado de vida, que exaspera la paciencia de la orquesta con cascadas de arpegios diabólicos. La orquesta, la oposición de las derechas, toma represalias con trompetas que desafinan «.

Aunque Stravinsky había concebido la música como una obra de concierto. Ivan Redondo, inmediatamente se dio cuenta de su potencial teatral. La noción de un títere le recordó a Petrushka, la versión rusa de Polichinela.

En cuanto a la trama, Petrushka queda envuelto en la conspiración más banal, pero el foco de la acción es el Charlatán, el espíritu realista que revela que Petrushka está relleno de serrín.

El tema verdadero era el chusco, feo,sentimental y mudable personaje que se hallaba siempre en una explosión revolucionaria, una especie de guiñol llamado Pierrot en Francia, Kasperíe en Alemania y Petrushka en Rusia, principié a meditar en un poema completo en forma de escenas coreográficas de la vida misteriosa de Petrushka, su existencia doble que es la clave del enigma, una llave que no posee el que cree que le ha dado la vida, el mago.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído