Si con Podemos no quiere más negocios, no hay más opción que volver a las urnas

Volver en Falcon de las vacaciones es un acto de exhibicionismo hortera.

Volver en Falcon de las vacaciones es un acto de exhibicionismo hortera.

Si Pedro Sánchez fuera rey llevaría siempre la corona sobre su cabeza y no se la quitaría ni para dormir, aunque para ello tuviera que aprobar un decreto, uno más. Daría mil razones para ello, como hacía el arrogante caballero de la armadura oxidada de Robert Fisher. A Sánchez le gusta el poder, cuanto más alto mejor. Su ambición no tiene medida, y la de la señora experta en temas africanos, compañera de colchón, con sueldo secreto, anda a la par, si no más. Ella tiene que rentabilizar los dineros invertidos en el gran relanzamiento de su dandi tras la defenestración, dineros procedentes de la sauna gay de su padre Sabiniano. Dineros ganados con sudores y no precisamente de la frente, que a lo mejor también.

A Pedro Sánchez parece no importarle nada. Volver en Falcon de las vacaciones es un acto de exhibicionismo hortera; es no tener sentido de la ética ni de la estética. Alguien con dos dedos de frente y menos arrogancia hubiera hecho un viaje de vuelta más discreto. Es como si supiera que lo tiene todo ganado, haga lo que haga. Por eso no hace más que disparates mientras su Tezanos del alma macera a la sociedad con sus inmundos sondeos por si hay elecciones. Si con Podemos no quiere más negocios, no hay más opción que volver a las urnas. Creo que es lo que pretende, a no ser que sea todo un teatro para que el del casoplón hinque la rodilla. La puesta en escena será con propaganda “supermegaplusxlpremiun”, en plan “a estadista no me gana nadie”, banderas españolas a mí y el 155 por delante. Todo ello coincidiendo con la sentencia del procés. Ya puede preparar el Ejército como hizo en su día Cospedal, aunque de poco le sirvió. Si hay campaña, será a muerte. El pacto de Pedralbes sigue vivo y los anteriores también. Por otro lado, los partidos están muy crecidos y quieren conseguir su trozo de tarta parlamentaria. Nos espera mucha mentira. Tezanos augura mayoría absoluta o más. Puestos a hacer componendas, el algoritmo es capaz de lo que sea, pero, ¡ojo!, que está siendo vigilado de cerca.

Hablando de algoritmos y del fraude electoral de las pasadas elecciones generales, que aquí denunciamos, antes y después, Periodista Digital acaba de publicar la carta que la plataforma “Elecciones transparentes” envió al rey Felipe VI, alertándole sobre la agenda de estos socialistas de hoy y sus peligrosos apoyos antimonárquicos y anticonstitucionales, que no se diferencian en nada de los de ayer, y tienen muchos más medios, de todo tipo. Firmada por su director, Rafael Palacios y su secretaria, Sandra González, le adjuntan, copia de la denuncia presentada en la Audiencia Nacional, con toda la documentación aportada y fundamentos de la agenda secreta de la entente socialistas-comunistas-separatistas-golpistas, con la colaboración necesaria de los herederos de la ETA, que ahora son el símbolo de los derechos humanos. Igualitos que la banda de su íntima amiga de la plaza de Mayo, la caradura y manipuladora, Hebe de Bonafini.

La tesis fake de Sánchez sigue como espada de Damocles sobre su cabeza y ha vuelto a ser actualidad a propósito de la noticia de hace unos días sobre la dimisión de la ministra de Familia de Alemania, Franziska Giffey, por haber detectado unos internautas voluntarios de Vroniplag, algunas irregularidades sospechosas de plagio en su tesis de Ciencias Políticas. Hay que recordar que hace ocho años abandonaba su cargo el ministro de Defensa de ese país, Karl Theodor zu Guttenberg, por lo mismo. Una nadería si se compara con lo de nuestro presidente en funciones, el guapo, el único, el inimitable. Nuestro Sánchez, de momento no solo no ha dimitido, sino que ni siquiera dio explicaciones en las Cámaras. Gracias, en parte, a la complicidad de Pablo Casado, que hizo el intercambio con su máster: “no se habla de mi máster, no se habla de tu tesis”. Fue un pacto indecente, una cuestión de interés público que se sacrificó por un tema de interés personal. Tengo la esperanza de que con esto se haga justicia.

 

__________________
Por Magdalena del Amo
Periodista y escritora, pertenece al Foro de Comunicadores Católicos.
Directora y presentadora de La Bitácora, de Popular TV
Directora de Ourense siglo XXI

Autor

Magdalena del Amo

Periodista, escritora y editora, especialista en el Nuevo Orden Mundial y en la “Ideología de género”. En la actualidad es directora de La Regla de Oro Ediciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído