Manuel del Rosal: «Para que Pedro Sánchez duerma tranquilo, los ciudadanos tenemos que atiborrarnos de somníferos hasta el 10 de noviembre»

Manuel del Rosal: "Para que Pedro Sánchez duerma tranquilo, los ciudadanos tenemos que atiborrarnos de somníferos hasta el 10 de noviembre"

Pedro Sánchez ya cambió el colchón de la cama de la Moncloa para dormir mejor…se supone.

“No dormiría por las noches de haber aceptado las condiciones de Iglesias” Ha dicho Pedro Sánchez. Lo que no sabemos es si se hubiera dado el caso de aceptarlas, dormiría por las mañanas o en los celestes viajes en avión.

La impostura y la hipocresía de Sánchez no tienen límites. Lo que a Sánchez no le dejaría dormir, no ya por las noches, si no en todo el día, sería el sacar el 10 de noviembre un resultado electoral que tampoco le permita gobernar en solitario que es lo que viene buscando desde la moción de censura. En previsión de que esto ocurra, ha dado orden a Ivan Redondo de que acumule un buen supply de somníferos en las alacenas de la Moncloa.
Los que ya llevamos sin dormir muchos meses somos los ciudadanos, que vemos como a Sánchez le importan un bledo nuestros problemas y los de España a la que utiliza y usa para alcanzar sus fines de poder absoluto. La última es buscar excusas para subir las pensiones antes de la fecha electoral importándole nada que la seguridad social tenga un agujero de 16.000 millones de euros. Nuestros hijos y nuestros nietos ya están hipotecados de por vida; y lo estarán aún más, si Sánchez logra un gobierno en solitario. Naturalmente millones de pensionistas entrarán al trapo de ganar unos pocos euros más al mes a cambio del voto, es decir, de tener un poco más de pan hoy para aumentar el hambre mañana. Este insomnio al que nos tiene sometidos Sánchez no le importa absolutamente nada, si le importa la incomodidad de sufrirlo él, un ser superior y único merecedor de que los españoles “hablen más claro” el 10 de noviembre que es como decir: “dadme la mayoría absoluta que ya…ya veréis”.

Y mientras Ivan Redondo acumula somníferos en la Moncloa para el caso de que su jefe los necesite, nosotros los ciudadanos nos vamos a la cama con la incertidumbre hasta el 10 de noviembre. Una incertidumbre que navega en ¿qué será peor? si ir a votar o mandar a tomar por donde goteo el botijo a estos mercenarios de la política que tan solo piensan en sus privilegios mientras nos mantienen con los ojos enrojecidos por la falta de sueño debida a la impostura, la hipocresía y la ambición bárbara de poder de Pedro Sánchez

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído