Manuel del Rosal: «Cerdos en la feria de Zafra»

Manuel del Rosal: "Cerdos en la feria de Zafra"

tuvieron una visión horrible: Era un cerdo caminando sobre sus patas traseras” “Los animales, asombrados, pasaron sus miradas del hombre al cerdo, y del cerdo al hombre; y nuevamente del cerdo al hombre; pero ya era imposible distinguir quién era uno y quien era otro”

Pedro Sánchez, en la feria agroalimentaria de Zafra, se ha confundido de cerdo. El error ha sido mayúsculo, pues ha colocado al cerdo ibérico extremeño a la altura del cerdo blanco. Naturalmente, los extremeños se han cabreado lo suyo, pues al igual que los políticos, los cerdos no son todos iguales. Y a cada raza debe dársele lo que le corresponde. En España hay políticos de raza (muy pocos) y razas de políticos. Pasa como con los cerdos de los que hay razas para aburrir, pero existe una raza de cerdos única en el mundo que es el cerdo ibérico que, al igual que el político español, se da únicamente en nuestro país. Es por eso por lo que un político como Pedro Sánchez nunca debió confundirse con los cerdos. Eso no les ha gustado a los extremeños que saben muy bien diferenciar entre las diferentes razas de cerdos y de políticos.

George Orwell, compara satíricamente al cerdo y al hombre en su novela “Rebelión en la granja”. De tal forma los compara que, al final del relato, ya no se puede distinguir quién es el cerdo y quién es el hombre. Si no tenemos cuidado puede que, no solo los extremeños, sino todos los españoles nos equivoquemos a la hora de catalogar a los políticos y a los cerdos y en esa confusión cabreemos a los pobres cerdos que no tienen culpa de la situación a la que, entre todos, hemos abocado a España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído