HACEN FALTA ESTADISTAS CON CEREBRO Y CORAZÓN, PATRIOTAS CON AGALLAS QUE ABORDEN LOS PROBLEMAS DE ESPAÑA Y HAGAN FRENTE A LOS TECNÓCRATAS DE EUROPA

Solo VOX puede salvar a España de las garras de los depredadores

Solo VOX puede salvar a España de las garras de los depredadores

Y no lo digo por el éxito de Vistalegre “Plus Ultra”. No pudo estar mejor.

No es de extrañar que los progres estén enrabietados. Los discursos, todos de lujo. Contundentes y convincentes. Un seminario intensivo de patriotismo.

Es emocionante ver y sentir la ilusión y la esperanza coaligadas en un megaproyecto contracorriente, antibuenista, políticamente incorrecto, el más honesto, el más genuino, el que mejor expresa el alma de España, el que más valores concita desde el inicio de nuestra democracia y cien por cien con la Constitución. Diría lo mismo, aunque no se hubieran cumplido las expectativas de este macroencuentro, porque la esencia de lo auténtico, como concepto atemporal, está por encima de los números.

No cabe duda que la visibilidad es importante y, en este caso, muy alentador ver tantas banderas españolas ondeando al son de los aplausos que competían con la música de nuestro himno nacional y los “vivas” a España. Sobre todo, porque anima y quita miedos a los menos decididos y a los que aún no han caído en la cuenta de que VOX es la alternativa a la sinrazón de los partidos al uso, que solo viven para el postureo, la frivolidad y sus ambiciones personales, unos más que otros. VOX es la única formación política capacitada para subirse a este tren desbocado y frenarlo en seco antes de caer por el precipicio.

Espinosa de los Monteros, Abascal y Ortega Smith (VOX).

Lo de hoy es un dato para los “sabios” periodistas y contertulios agoreros –incluso de emisoras de la derecha—, empeñados en sepultar a VOX reduciéndolo a la categoría de residual en unos años, como ocurrió con otros partidos. Dicen que VOX tocó techo. No sé si lo sienten o lo hacen para aupar a su PP del que no pueden desprenderse, y se autoengañan con la ilusión de que este es otro PP renovado. ¿Renovado en qué?, me pregunto.

¿En que está Casado y Cayetana? Hay que reconocer que son brillantes y no vamos a quitarles mérito, pero la renovación tiene que ser a otros niveles; hablamos de otra cosa, de otros valores, y tanto el uno como la otra no dejan de ser dos progres disimulados. Además, Rajoy ahí sigue, y Ana Pastor tampoco es que sea mucha renovación.

El perfil de Casado es quizá para una etapa más estable, con menos frentes que arreglar y menos barones “satrapillos” díscolos. Ahora hacen falta estadistas de verdad, con cerebro y corazón, gente con muchas agallas que aborde los problemas de España y haga frente a los tecnócratas de Europa, auténticas marionetas del Nuevo Orden Mundial. Nadie se atreve a hablar del gravísimo problema de la inmigración ilegal, a cuyo rebufo están entrando guerrilleros armados, porque así es el plan de desestabilización; aparte del dineral que nos cuesta mantenerlos y la pérdida de nuestros derechos para que los invasores se sientan como en su propia casa, con sharia y todo.

La cosa rechina, pero todos callan siguiendo la dinámica del buenismo suicida y se resisten a abandonar sus zonas de confort. VOX es el único que ha plantado cara a este problema.

La Ley de memoria histórica está apoyada por izquierda y derecha; solo VOX se opone a ella. No solo eso, sino que rescata figuras medio olvidadas y gestas honrosas de nuestra historia e incluso se atreve a recordarle a esta izquierda española lo salvaje que ha sido hace unas cuantas décadas.

Santiago Abascal, líder de VOX.

Memoria histórica de la fina. ¿Por qué solo VOX es partidario de dejar que los muertos descansen en paz en sus tumbas? La totalitaria ideología de género, con la que tan a gusto se siente la izquierda y la derecha, solo el partido de Vistalegre reconoce públicamente que es una ley disparatada e injusta y obra en consecuencia. ¿Cómo pueden decir que VOX es el PP?

Vox no tocó techo, por mucho que los arúspices de turno pronostiquen desde sus tronos una vuelta masiva de votos al PP. Eso es insultar al votante de VOX. Además, vuelvo a decir, Vox no es el PP, por mucho que lo repitan. El voto al “partido de extrema necesidad” no fue una ocurrencia o un cabreo puntual, fue un voto de conciencia, sin retorno. Y fueron muchos votos, más de los que aparecieron en el cómputo final.

Es cierto que “a veces”, como por arte de magia, los votos desaparecen o cambian de sitio. No voy a hacer memoria histórica de lo que ocurrió en las elecciones del 28 de abril, porque hoy no toca hablar de algoritmos y de cosas raras que pasan en el recuento, el posterior escaneo de actas y envío a servidores “extraños” donde se convierte una cosa en otra. Daré la tabarra sobre esto cuando estemos oficialmente en campaña. Motivos no van a faltar.

Te puede interesar

Autor

Magdalena del Amo

Periodista, escritora y editora, especialista en el Nuevo Orden Mundial y en la “Ideología de género”. En la actualidad es directora de La Regla de Oro Ediciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído