Manuel del Rosal: «Conversación entre Pedro Sánchez e Ivan Redondo antes del mitin.»

Manuel del Rosal: "Conversación entre Pedro Sánchez e Ivan Redondo antes del mitin."

Todo vale para el convento, decía el fraile, y llevaba una puta al hombro”

– Ya, Pedro, ya sé que esta frase no debe usarse, pero quedamos en que sería nuestro lema en esto de alcanzar el poder y mantenerlo a costa de lo que fuera.

– Vale. Estamos en las promesas, medidas y ofertas. Ve preparando las que he de decir en el mitin de mañana.

– Tocan, como todos los días; ofertas, ofertas y ofertas para comprar votos.

– ¿Y qué podemos ofrecer al ciudadano que no hayamos ofrecido ya? Sin embargo, mira las encuestas

– Ya Pedro, pero es que, a falta de un programa creíble, hemos de tentar a los votantes con unas promesas imposibles.

– ¡Imposíbles dices! ¡Cómo vamos a comprar votos con promesas imposibles!

– Si Pedro. Imposibles de cumplir, pero no por eso tienen que dejar de ser creíbles para el votante.

– Pero, Ivan, ¿tan tontos crees que son los ciudadanos?

Ivan, no contesta, pero piensa: (“Tienen que ser tontos por co..nes para creernos”)

Ivan sale disparado a su despacho para hacer una relación de promesas y ofertas para comprar votos y entregársela a Pedro para el mitin de mañana. Se sienta, apoya los codos sobre la mesa y, masticando la punta del lápiz, pone en marcha su mente para buscar, entre los entresijos de sus neuronas, algo nuevo e impactante que suene bien a los cansados oídos de unos ciudadanos aún más cansados de esa tómbola fraudulenta donde – según Ivan y Pedro – siempre toca, cuando no es un pito, una pelota y que cuando el votante va a recoger el premio a su voto se encuentra con que ha sido estafado, manipulado, intoxicado, engañado; al comprobar que el premio consiste en la consabida frase: “Vamos a cumplir todo lo prometido, pero debido a la falta de solidaridad de los otros partidos, nos vemos obligados, de momento, a retrasar la puesta en marcha de las medidas ofertadas durante la campaña electoral”

Parece que a Ivan le van saliendo del caletre algunas nuevas ofertas de compra de voto. Espera que sean lo suficientemente atractivas, aunque sean imposibles de cumplir. – Aquí (se dice a sí mismo) lo importante es que se las traguen los votantes, luego ya veremos. – Esta que se me acaba de ocurrir no podrán negarse a aceptarla. Se llamará 2X1.

Ivan sale apresurado a presentar a Sánchez la batería de ofertas a decir en el mitin. Pedro las lee atentamente y parándose en la del 2X1, pregunta a Ivan en que consiste. – Es bien sencilla y creo que buena para nuestros intereses -. Consiste en que, cuando cualquiera de los líderes de los otros partidos ofrezca algo a los ciudadanos, nosotros lo multiplicaremos por dos. – Por ejemplo; dicen: “Si llegamos al poder construiremos 400 nuevas guarderías” Nosotros ofreceremos el doble, es decir 800 guarderías – Es por eso por lo que la llamaremos 2X1. – No está mal Ivan, no está mal; salvo que ¿de dónde vamos a sacar el dinero para sufragar ese gasto? – ¡Por Dios Pedro! De los impuestos con los que vamos a freír a los ciudadanos que creerán que hacemos un esfuerzo por y para ellos, sin darse cuenta de que son ellos mismos quienes pagan, no solo las guarderías, sino todas las promesas y ofertas que le hagamos desde aquí hasta el 9 de noviembre. – Eso es una vileza Ivan, una ruindad y una mezquindad…como todas las que venimos haciendo desde la moción de censura. En fin, cúmplase nuestra máxima: “Todo vale para el convento…”

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído