Víctor Entrialgo de Castro: «Un fiscal antifarsa»

Víctor Entrialgo de Castro: "Un fiscal antifarsa"

El principio de legalidad y el interés general son los principios que rigen la actuación del ministerio fiscal.

Bajo su mandato la complejidad de las sociedades modernas ha hecho precisa la especialización de su labor con fiscalías antidroga, anticorrupción, medioambiente, violencia de género o seguridad vial.

Pero cada día tiene su afán y el nuestro tienen, además, la persecución de los farsantes.

Llegan las nuevas elecciones, repetidas hasta que le salga al presidente lo que le venga en gana, como se repite la última parte partida de las siete y media, el parchís o la play Station hasta que gane el que no sabe perder. O sea, como en Cuba, Corea del Norte, Siria y tal. Por eso después de tantas elecciones inútiles y de tanto ganapán en las instituciones es urgente la creación de un “fiscal antifarsa”.

¿Dice usted ahora que más España?¿Que más pensiones? Usted que desestabilizó su partido con un utilitario que en realidad era un Falcon; que desestabilizó luego su propio país con una moción de censura y con quienes habían declarado la independencia del estado español durante el acoso separatista; usted que después de qué se yo los años baja ahora de su trastero la bandera de España diez días antes de las elecciones. Usted, un socialista que tiene el país lleno de pobres por las calles en lugar de ayudarlos en instituciones adecuadas. Usted ya no merece ni el usted.

«Un fiscal antifarsa» es urgente, aunque no daría abasto. Los políticos, los charlatanes de feria de los medios, mera correa de los partidos, periodistas de mármol obligarí a poner un 24h.

El vergonzante Presidente que nos ha tenido en vilo durante años viene ahora con las promesas por los pueblos, con los viejos mensajes de las pensiones cada otoño, o ese día de octubre en que tras la exhumación de Franco, por una extraña conjunción de los astros que se producirá en el gimnasio, el presidente que que flojea en las encuestas, dice que España será diferente. Hay que ser cretino, ya decia Balzac, que «un imbécil que no tiene más que una idea en la cabeza es más fuerte que un hombre de talento que tiene millares”.

Aunque a ver si de resucitar tantas promesas olvidadas, van a resucitar a Franco.

El fiscal antifarsante, ya lo vengo diciendo, es una urgencia de este país porque estos ganapanes nos están robando nuestros recursos y comiendo la vida, en goteros de telediarios.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído