Manuel del Rosal: «El aeropuerto del Prat como síntoma de la degradación y perversión del gobierno en general y de Sánchez en particular.»

Manuel del Rosal: "El aeropuerto del Prat como síntoma de la degradación y perversión del gobierno en general y de Sánchez en particular."

Les puedo asegurar que, si no fuera porque conozco muy bien el Prat y distingo los uniformes de los cuerpos de seguridad de España, hubiera creído que las imágenes que emitía la televisión de los independentistas ocupando el aeropuerto del Prat, venían de un país bananero, dictatorial y degradado políticamente.

Como degradado está nuestro gobierno y su presidente. Degradado hasta la médula y pervertido por su ambición de llegar al 10N con ventaja suficiente como para gobernar holgadamente. Casi 200 vuelos cancelados, más de 8.000 personas entre hombres, mujeres y niños atascados y enfrentamientos y hostigamientos a las fuerzas de seguridad en un recinto que, se supone, debería haber estado protegido desde días antes para garantizar los derechos de los ciudadanos. En su locura por alcanzar el gobierno al precio que sea, Sánchez no previó, o lo previó y no quiso actuar para no molestar a los independentistas de los que puede necesitar sus escaños tras el 10N, lo que podía suceder en el Prat. Cegado por su degradación política para aparecer ante los independentistas como alguien menos dañoso que la derecha, ha preferido abandonar a su suerte a más de 8.000 personas y al aeropuerto. Eso sí, apresuradamente, ha puesto en circulación un vídeo en el que personas extranjeras hablan de las bondades de España, país absolutamente perfecto por la gracia de un gobierno del PSOE, video que, con sus mentiras a flor de piel, quiere enmascarar los otros videos auténticos que nos muestran la verdadera cara de lo que está sucediendo en esta España que, en su utópica Arcadia feliz según este gobierno perverso, degradado y débil, Sánchez nos lo muestra como el país de la abeja Maya.

¿Cuántos heridos, cuantas carreteras cortadas, cuantos lugares públicos asaltados, cuantas vías de ferrocarril ocupadas, cuantas calles y plazas cerradas serán necesarias para que este presidente en disfunciones que vive tan solo para sí mismos y su ambición sin límites actúe? Deseamos que no tengamos que lamentar sucesos más graves, por el cálculo frío y perverso de un presidente al que los ciudadanos de su país nada le importan como nada le importa España.
Quiero terminar diciendo que la presencia del ministro de interior a requerimiento de la Sexta (secta) queriendo quitar hierro a todo lo que sucede en Cataluña, no ha podido ser más floja y patética. Para a continuación oír decir a la señora Calvo que: “la respuesta de los independentistas a la sentencia entra dentro de lo razonable”. Mientras, 8.000 personas se han quedado varadas en el Prat pasto de esos independentistas que tan “razonablemente” están actuando.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído