Victor Entrialgo De Castro: «La historia sale a la luz»

Victor Entrialgo De Castro: "La historia sale a la luz"

Están levantados contra la democracia todos los que no hicieron nada contra la dictadura. Diictadura que, exhumada temeraria y electoralmente por un Gobierno de cretinos, para los verdaderos demócratas emerge cada vez más explicada y comprensible para la historia. Es la Historia y no Franco lo que está saliendo a la luz al abrir la tumba.

Que la Nación, franquista o no franquista, que aquí es lo de menos, no esté levantada de los pies a la cabeza contra un puñado de cretinos que deberán responder ante la Historia es muestra de que vivimos anestesiados por las televisiones. Nos están cambiando la historia de sitio diez días antes de unas elecciones y con Franco embalsamao y el país iiamomiao.

Ni la iglesia, ni la derecha ni la Universidad, ni los jueces, aquí nadie dice ni nada. Este país, que ni siquiera milita en los partidos, vive pendiente de su covachuela, del dedo que mece la cuna, del eventual nombramiento o la patada hacia arriba. O sea, éste país callado ante la ignominia es un culo esperando una patada a seguir. Éste país está nadando en cloroformo. Un asco de país. Como dice después de sus lúcidas explicaciones el mayor de nuestros intelectuales que está hoy en la radio, Federico Jiménez Losantos, Tócate la transición!

Hablan de franquismo los que no lo vivieron. Los nacidos ya en democracia.

Un puñado de niñatos adoctrinados por una panda de majaderos que colocados por un amiguete, tráeme una tesis copiada y, no te preocupes, en el Tribunal habrá un par de hombres o mujeres “del partido” que era como llamaba Cervantes a las meritorias.

Tratan de escribir la historia del franquismo los que no lo vivieron, adoctrinados como miembros de una secta. Niños de papá que no han trabajado nunca, eso es el partido en el gobierno. Nos obligan a defender la Historia a los que cuando la Transición, obra de orfebrería castellana, gallega y asturiana al lado de esta chapuza de Pepe Botella, Pepe Gotera y Otilio, cumplíamos nuestro deber y criticábamos la dictadura.

Puede que el pueblo abra un ojo el día de las elecciones pero no es bastante. Porque en este sentido la democracia, patrimonio español desde la transición que llegó con un harakiri franquista, por la fuerza de los tiempos y de la ley a la ley, con hombres que se vestían por los pies, como Suarez o Torcuato a los que tendríamos que enterrar también en El Valle de los caídos porque cayeron por sus desvelos por España. Sin que durante cuarenta años, ni los que se sublevan en Cataluña, ni los que esperan agazapados en el Pais Vasco, ni el PSC ni el resto de socialistas de chichimoni hicieran nada.

Cuando veo a la Calvo, a la Labra o al Presidente, me entran ganas de llorar. En la calles, los cafés, las conversaciones, oigo patria tu aflicción. Pero cuando veo que están asaltando tumbas y robando la Historia compruebo que no es suficiente.

Confío que luchando contra la Ley d’ Hont, las manipulaciones del Censo, del CIS y de las redes como Cambridge Analytics, el robo de datos a través de la red con fines de manipulación electoral, y aún bajo los efectos del cloroformo y las televisiones, el pueblo español despierte y castigue de una vez por todas esta vileza electoral y está manipulación de la historia.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído