Rafael López Charques: «Fracaso tras fracaso»

Rafael López Charques: "Fracaso tras fracaso"

Las obras teatrales pueden ser un éxito o un fracaso, dependiendo en gran medida de su trama y su dirección. Si alguna de estas dos es mala, la obra peligra, si lo son las dos, el desastre está garantizado.

Viene el comentario a propósito del espectáculo que nos ofreció la semana pasada el no querido “no gobierno”, montado a su mayor gloria y de la de su presidente, “el interino”, consistente en el traslado de los restos de un muerto.

Dicho sea de antemano, para que no haya malas interpretaciones, que particularmente, como hemos apuntado en otras ocasiones, nos es indiferente donde repose el cadáver en cuestión.

En primer lugar se anuncia el traslado a bombo y platillo, como si fuese algo crucial para los españoles, y resulta que, según todas las referencias, ha acontecido ante la indiferencia de la gran mayoría de los mismos.

Una ministra anuncia muy seriamente en la tele “no va ha haber ni imágines ni medios de comunicación” Nuestra sorpresa es que se retransmitió en directo, aunque duró varias horas. Quizás se disculpe diciendo que se refería a lo que aconteciese en el interior del templo, pero eso era de sentido común, por un elemental respeto a un cadáver y su familia.

Opinamos que el teatro que montó el “no gobierno” fracasó, pues fue evidente que no interesó prácticamente a nadie. Además sospechamos que esperaban que hubiese manifestaciones en contra, para así poder justificar su nefasta política en todos los aspectos; para decirnos que lo más urgente para el bien del país es controlar a los muchos fachas y carcas, culpables de todo, que todavía campan a sus anchas, y que son un peligro a tener presente. Pues ya ve doctor “cum fraude”, para no variar otra vez se ha equivocado, otro borrón a poner en su no brillante currículum.

Sospechamos, porque somos malos, que el día elegido para la representación lo fue muy conscientemente, pues es el que se publicaban los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa), y claro, había que tratar de tener a la gente entretenida con otras cosas. Tampoco lograron esto, pues pronto trascendió que los datos de la citada eran los peores en siete años. Esto, que si es un tema que interesa al país, se trató de camuflar con un espectáculo.

Por otra parte también han logrado que, hasta partidos izquierdistas, los hayan acusado de algo tan evidente como que, en gran parte, fue un montaje cuidadosamente escenificado, con vistas a las próximas elecciones, es decir, fue un acto más propaganda electoral.

Seguramente dado el poco caso que le gente hizo del tema, “el interino” se haya llevado una nueva decepción, pues va de fracaso en fracaso. Como ya está acostumbrado a ellos, habrá hecho una mueca, a las que nos tiene habituados, diciendo no lo entiendo, me desvivo por ofrecer lo mejor a los ciudadanos y no lo aprecian. Este pueblo no merece nada.

Modestamente le sugerimos que si de verdad quiere hacer algo por España, se deje de juegos malabares para continuar brillando en el sillón, y asistir a consta de nosotros a sus asuntos particulares. Que no siga repitiendo que su respuesta al gravísimo problema que tiene hoy en día el país “será firme y serena”, y que de una vez por todas haya una respuesta.

No se puede permitir que los españoles sigamos pagando una televisión oficial que llama a la policía “putos perros de mierda”, mientras que un manifestante tan pacifico que intento derribar un helicóptero de la misma, siga tranquilamente en la calle. ¿Le están dando otra oportunidad?

Fracaso tras fracaso, si quiere hundirse hágalo, pero no hunda a España

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído