Manuel del Rosal: «Elecciones 10N y el Síndrome Gigo: ¿Padecemos los españoles de este síndrome? Yo creo que sí «

Manuel del Rosal: "Elecciones 10N y el Síndrome Gigo: ¿Padecemos los españoles de este síndrome? Yo creo que sí "

Lo primero, explicar que es este síndrome. Es muy conocido en informática. Su traducción literal es “Basura entra, basura sale”. Si tú introduces datos basura en el ordenador, recibirás resultados basura.

Hagamos ahora un ejercicio de imaginación y apliquemos este síndrome a la política que define una democracia, a su máximo exponente: “un nombre un voto”. Imaginemos que la urna es un ordenador y que cada uno de los ciudadanos votantes introduce el dato de su voto. El resultado de la votación dependerá de los votos introducidos, es decir, si al ordenador urna se la introduce voto basura, saldrá basura. Y es así, que el resultado de la votación será pura basura lo que redundará en un gobierno basura.

Vamos a elecciones. Era a lo que todo apuntaba, sobre todo la soberbia y la vanidad de un político que se cree el elegido de los dioses, el mesías. Yo, cuando veo venir un mesías, huyo a uña de caballo. La historia ha dejado muestras de las ruinas que, a su paso, han dejado los mesías.

Desde mi punto de vista los ciudadanos llevamos metiendo votos basura en las urnas desde el aciago marzo de 2004 cuando el pueblo español, acojonado por los actos terroristas de Atocha y manipulado hasta la náusea en un agitprop de manual, dio el poder al nefasto Zapatero. De la introducción de unos votos basura no podía salir nada más que un gobierno basura que tuvimos que sufrir durante ocho años. No es que los gobiernos de Rajoy fueran para tirar cohetes ni mucho menos, pero se abrió la esperanza, pues parecía que los ciudadanos se desprendían poco a poco del síndrome Gigo. ¡Que equivocados estábamos los que abrigamos la esperanza de que el ciudadano votara desde el conocimiento y el raciocino! Intoxicados por los mantras de bipartidismo no y mayorías absolutas menos, los ciudadanos volvieron a meter mierda en las urnas y los resultados fueron la mierda de un Congreso caleidoscópico y esquizofrénico que hacía a España ingobernable y que desembocó en una moción de censura.

El 10 de noviembre es la fecha señalada para que los españoles metamos el dato de nuestro voto en el ordenador urna. Tendremos otra oportunidad para acabar con esta pesadilla (cuatro elecciones en cuatro años) o terminar de joderlo todo.

Si el síndrome GiGo vuelve a repetirse, es decir, si losespañoles, una vez más y en un ejercicio más de estupidez que nos ha llevado desde 2004 a la presente situación, metemos mierda en la urna, el resultado, tal y como ha venido sucediendo, nos devolverá mierda, y como consecuencia de ello volveremos a estar otros cuatro años más, pringados de mierda hasta arriba por la gestión de un gobierno de mierda.

“Las sociedades no mueren por asesinato, se suicidan…algunas ahogadas en su propia mierda”

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído