EL GOBIERNO SOCIALISTA, SUS AMIGOS, SOCIOS Y COMPINCHES

El socialista Pedro Sánchez vende la dignidad de Policía y Guardia Civil por un puñado de votos bilduetarras

El socialista Pedro Sánchez vende la dignidad de Policía y Guardia Civil por un puñado de votos bilduetarras
Pedro Sánchez (PSOE) con Arnaldo Otegi (BILDU). PD

Cuesta entender qué hace todavía la ‘E’ de España en sus siglas.

El PSOE -otra más- retiró el recurso de inconstitucionalidad que el PP presentó contra la Ley Vasca de Abusos policiales, un auténtico proceso de linchamiento público contra agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil por supuestas torturas en esa Comunidad Autónoma durante la época de los mayores asesinatos y atrocidades de ETA, con el fin de reescribir la historia.

Alrededor de 500 casos a través de los cuales se señalarán sin garantías judiciales a los policías, supuestamente torturadores, y se certificará oficial y administrativamente al supuesto torturado como un agredido por el sistema policial central.

Los sindicatos policiales  Jusapol, Jupol y Jucil han pedido la inmediata paralización de la aplicación de ley, que pone en manos de una Comisión de Valoración de carácter nacionalista  un proceso de acusación extrajudicial que carece de las más mínimas garantías y ni siquiera da voz a los agentes señalados como torturadores.

Según los sindicatos policiales, “las negociaciones mantenidas durante meses entre el Gobierno de Pedro Sánchez resultante de la moción de censura y el Gobierno vasco, secreto a voces, giraban especialmente en torno a levantar el veto constitucional a una iniciativa legislativa compartida en el País Vasco por el PNV y el propio PSOE».

Dicho de otro modo: que para garantizarse el apoyo de los nacionalistas vascos en la moción de censura y la posterior continuidad de Pedro Sánchez en La Moncloa, el socialismo retiró el recurso de inconstitucionalidad que impedía la puesta en marcha de la ley, de modo que el PSOE aceptó un trueque indigno: permitir que se estigmatizara como torturadores a miembros de la Guardia Civil y la Policía Nacional.

De nada han valido las reivindicaciones y voces críticas de las asociaciones de víctimas del terrorismo, sindicatos policiales y asociaciones profesionales de la Guardia Civil.

Pedro Sánchez ha permitido que avance una ley  que invade competencias de carácter estatal y vulnera derechos fundamentales de los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, como el derecho a la tutela judicial efectiva, el derecho a un procedimiento judicial contradictorio y garantista y el derecho al honor».

Nada le ha importado con tal de asegurarse el apoyo del nacionalismo vasco. Ni la dignidad de quienes fueron vilmente asesinados por una banda terrorista. Los que dieron su vida en defensa de la democracia serán convertidos en verdugos por una ley nauseabunda que ha avalado el presidente del Gobierno de España.

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético e innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído