LA CONVENCIÓN DE LA ONU PROHÍBE MODIFICAR EL CLIMA CON FINES MILITARES U HOSTILES

Operación cambio climático (yXI). El clima se utilizó como arma de guerra en Vietnam

Operación cambio climático (yXI). El clima se utilizó como arma de guerra en Vietnam

Los programas para controlar el clima, utilizados como arma de guerra, datan de los años sesenta. Los Estados Unidos los pusieron en práctica por primera vez durante la guerra de Vietnam. Bajo el nombre de Operación Popeye se llevaron a cabo una serie de actuaciones, entre ellas bombardear las nubes con ioduro de plata para provocar lluvias torrenciales y alargar el periodo del monzón con el fin de inundar la Ruta Ho Chi Minh, que era el eje de comunicación para el tránsito de soldados y víveres. Los equipos de la US Air Force, que tenían sus bases en Tailandia, mantuvieron contra Laos una guerra climática que duró cinco años. En este tiempo se destruyeron arrozales para causar hambrunas, y los bosques que servían de refugio a los soldados vietnamitas. Las consecuencias para la población y para el medioambiente fueron desastrosas. Cada equipo se componía de dos aviones C-130 escoltados por dos F-4.

Una vez finalizada la contienda con la caída de Saigón, salieron a la luz los episodios de guerra climática de Estados Unidos en la región asiática. Se descubrió entonces que Monsanto y la Dow Chemical fabricaban para el Pentágono los denominados “herbicidas del arco iris”, de los que el más conocido es el agente naranja, fabricado a base de dioxina, del que ya hemos hablado.

Después la guerra de Vietnam, Estados Unidos y la Unión Soviética, de manera bilateral y sin contar con el resto del mundo, deciden excluir las guerras ambientales y climáticas de los temas ecológicos. Redactan entonces la “Convención sobre la prohibición del uso de técnicas de modificación del medio ambiente con fines militares u hostiles”. La ONU admite el acuerdo través de dos convenios, no sin ciertas reservas, ya que en el documento se establece que las dos superpotencias se reservan diversas vías para eludir la prohibición que se imponía al resto de las naciones.

UNA HISTORIA PARA NO DORMIR

Estados Unidos ha incorporado esta tecnología de guerra como parte de su política exterior, tal como consta en el informe de la Fuerza Aérea norteamericana titulado “Poseyendo el clima para 2025”. El equipo de Guardacielos, que se ha encargado de su traducción al castellano, hace la siguiente entradilla: “2025 es un estudio diseñado para cumplir con una directiva del jefe de personal de las Fuerzas Aéreas, orientada a analizar los conceptos, capacidades y tecnologías necesarias con el fin de que los Estados Unidos sigan siendo la fuerza que domine el aire y el espacio en el futuro. El estudio, presentado el 17 de junio de 1996, fue desarrollado por el Departamento de Defensa de la escuela de medioambiente y libertad académica, con el objetivo de avanzar conceptos relacionados con la defensa nacional”. He aquí algunos párrafos del documento, que muestran el mayor plan maquiavélico contra la humanidad:

En los Estados Unidos, la modificación climática formará parte de la política de seguridad nacional, con aplicaciones nacionales e internacionales. Nuestro gobierno perseguirá esa política a varios niveles en función de sus intereses. Estos niveles incluirían acciones unilaterales, participación en un marco de seguridad como la OTAN, en el marco de afiliación a organismos internacionales como la ONU, o actuando en coalición. Considerando que en 2025 nuestra estrategia nacional de seguridad incluirá la modificación climática, su utilización en la estrategia militar nacional será algo natural. Además de los grandes beneficios que esta capacidad operativa aportaría, otra motivación adicional para la modificación climática es controlar y derrotar a posibles adversarios.

La modificación climática puede dividirse en dos grandes categorías: supresión e intensificación de patrones climáticos. En casos extremos, se trataría de crear patrones climáticos totalmente nuevos, la atenuación o control de tormentas severas, o incluso la alteración global del clima, de enorme alcance y/o de larga duración.
El informe es más extenso y da todo lujo de detalles. Se puede acceder a él en el enlace: http://www.guardacielos.org/users/1/Documentacion/Poseyendo_el_clima_en_2025.pdf

Te puede interesar

Autor

Magdalena del Amo

Periodista, escritora y editora, especialista en el Nuevo Orden Mundial y en la “Ideología de género”. En la actualidad es directora de La Regla de Oro Ediciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído