MIENTRAS FELIPE VI PERMANECE ENCAPSULADO EN LA ZARZUELA, “PODEMOS” ORGANIZA EL DERROCAMIENTO DE LA MONARQUÍA

¿Le están haciendo chantaje al Rey?

¿Le están haciendo chantaje al Rey?

¿Dónde está el Rey? Estamos esperando a que salga y diga algo. Que se haya ido a Cuba dejándonos con el petate comunista demuestra que tiene muy pocas agallas, incluso muy poca creatividad para simular un malestar de última hora, un ataque de gota o una arritmia que son síntomas muy borbónicos. Cualquier cosa con tal de no ir a la isla antillana a bajarse los pantalones ante dictadores asesinos vivos y muertos. Cualquier cosa antes de dejarnos desprotegidos con esta tropa peligrosa socialcomunista que está a punto de asentarse en el poder para no irse jamás. A nosotros nos irá mal, pero estamos acostumbrados a ir sin corona. En este caso, tenemos menos que perder. No sé por qué me parece que el Rey no tiene muy buenos asesores. El detalle de enseñarnos a sus bellas y educadas hijas está bien para un rato, pero no están los tiempos para sensiblerías ni frivolidades. España tiene muchos problemas como para andar salseando a todas horas sobre lo monísima que es Leonor y las operaciones de cirugía estética, los vestidos o los musculitos de Letizia. En lugar de buenos consejeros más parece que tiene aduladores cortesanos.

Su padre, el rey Juan Carlos I, se consagró el 23-F con la parada del golpe militar. A mí me parece que hoy vivimos una situación de mucho mayor peligro, de  mayor inseguridad e incertidumbre que la de aquel día cuando Tejero entró en el Congreso disparando tiros al techo. Pero aquella noche el Rey salió y habló a los españoles para que durmieran tranquilos. Muchos piensan que la jugada de Sánchez de mandar al Rey a Cuba fue un golpe de Estado en plan trilero. De todos es sabido que Pedro Sánchez es un falsario inmoral con una ambición desmedida y unos compañeros de coalición dispuestos a cortarle la cabeza al rey. Ellos justifican el asesinato de los zares y sus hijos y no tienen rubor en airearlo. No se entiende que el monarca no diga nada, como lo hizo a propósito del golpe de Cataluña. Lo de ahora es aún más importante porque en el kit va el golpe y España entera. Por eso no dormimos tranquilos, ni lo estamos durante el día sabiendo lo que nos espera. Ante esta inacción cabe preguntarse si le estarán haciendo algún tipo de chantaje a Felipe VI.  Después de todo lo que sabemos de las grabaciones de Villarejo, que incluso se habló de liquidar a Florentino Pérez porque era más barato que pagar para comprometerlo en un montaje con algún menor, podemos ver cómo se las gastan, y creer que hay “secretos” de todo quisqui. A mí me preocupa que haya jueces y fiscales que estén siendo chantajeados. En otro artículo dije que teníamos derecho a saberlo. Acaba de salir a la palestra el tema del espionaje ruso, que ya sabíamos de manera extraoficial. Cuando Pablo Iglesias llegue al gobierno, los secretos de Estado estarán en manos de todas las potencias enemigas. . El peligro se acrecienta por momentos.

Mientras Felipe VI se recupera del jet lag en la Zarzuela, «Podemos» organiza a su gente para que se una a la  plataforma cívica “Adiós monarquía, Hola democracia”. Yo no soy monárquica y en un referéndum tranquilo, posiblemente, votaría no. Me parece que un rey es algo demasiado anacrónico para nuestros tiempos. Hablar de monarquía y democracia como régimen me parece una contradicción en los términos, pero creo que los reyes deben abandonar su estatus en tiempo de paz, con tranquilidad, como señal de madurez intelectual y moral de los pueblos. No es el caso, así que mejor seguir como estamos.

Nuestra democracia se ha esclerotizado prematuramente y se ha convertido en un sistema invivible al servicio de la sinrazón. Hemos dado carta blanca a nuestros políticos y han convertido a España en un asqueroso corral. Poco a poco hemos ido viendo cómo la corrupción lo impregna casi todo, sin demasiadas esperanzas de poder corregirlo.

Yo no había conocido en España un periodo de menos libertad que el que estamos viviendo ahora. La izquierda se ha adueñado del “relato” y del lenguaje que ha ido trufando con eufemismos para confundir. La libertad solo la puede ejercer la izquierda, porque llaman libertad a erigirse en dictadores de las normas cívicas y morales. Para la izquierda, tan intolerante y totalitaria en todas partes, libertad es blasfemar, insultar, abortar, asesinar, maltratar y robar, siempre y cuando lo hagan ellos. El estado puro de la izquierda es la corrupción y el mal a gran escala, pero siempre se las arreglan para vender el discurse e irse de rositas. Decir izquierda es decir hambre. La izquierda es, además, sádica.

Me pregunto por qué no se investiga a Podemos. Por qué nadie les afea la conducta cuando se están haciendo ricos con el dinero del narcotráfico. Enriquecerse con el “tres por ciento” está mal, pero hacerlo con el dinero manchado de sangre y muerte es mucho peor. Hay datos para poner a Iglesias y su troupe contra las cuerdas. ¿Por qué no se hace? ¿Por qué no se investiga a Zapatero y se le piden explicaciones de sus negocietes con el narcotráfico? Es un personaje muy peligroso; lo fue  en el pasado, y ahora más. Por cierto, yo creo que al Pollo Carvajal se lo han “cargado”. Para chapuza ya les bastó con el “suicidado” Marcos Cabrera. Todo se está complicando demasiado. Pero yo sigo preguntándome dónde está el Rey.

 

Te puede interesar

Autor

Magdalena del Amo

Periodista, escritora y editora, especialista en el Nuevo Orden Mundial y en la “Ideología de género”. En la actualidad es directora de La Regla de Oro Ediciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído