Manuel del Rosal: «¿Tenemos los españoles un proyecto de país?»

Manuel del Rosal: "¿Tenemos los españoles un proyecto de país?"

El proyecto es el borrador del futuro” Jules Renard, poeta y dramaturgo francés.

¿Cómo podemos tener los españoles un proyecto de país si ni siquiera somos capaces de tener un proyecto de familia? Basta con comprobar los datos de divorcios y separaciones.

Unos tienen un proyecto de vida, otros un proyecto de empresa, otros un proyecto literario, otros un proyecto de amor, otros proyectan robar un banco, otros un proyecto de viaje, otros el proyecto de esquilmar a España etc. etc. Estoy seguro de que los ciudadanos tenemos proyectos individuales de diferentes clases, pero ¿tenemos los ciudadanos de esta España de nuestros pecados, un proyecto de país, de nación, de patria? Yo creo que no, que no lo tenemos.
Como dice Renard, un proyecto es hacer un borrador del futuro sobre el cual se van añadiendo o quitando lo que creemos necesario. Vamos dándole forma mediante aportaciones, documentación, consejos, instinto etc. ¿Estamos haciendo los españoles un borrador del proyecto que queremos para España en los próximos años a medio y largo plazo? No, yo creo que no. ¿Cómo vamos a tener un proyecto de país si ni siquiera sabemos interpretar las señales que nos van llegando de lo que se nos avecina? Los españoles siempre hemos presumido de “vivir al día” como si el mañana no hubiera de llegar nunca; pero el mañana, con todas sus con secuencias, llega. Ni siquiera esas señales inequívocas que nos llegan de continuo, consiguen hacernos reflexionar sobre ellas y sus futuras consecuencias para proyectar un futuro. La pregunta que podemos hacernos al llegar aquí es: ¿es la sociedad española una sociedad inmadura? Puede que la psiquiatría nos ayude a contestar esa pregunta.

El psiquiatra Enrique Rojas tiene un decálogo para explicar una personalidad inmadura. ¿Se puede aplicar este decálogo a una sociedad? Yo creo que sí, al fin y al cabo, la sociedad está formada por personas. Apliquemos este decálogo a la actual sociedad española para comprobar si es o no es una sociedad inmadura.

“La personalidad es la suma de la herencia genética, el entorno y la experiencia de la vida. Es el sello propio de cada sociedad en el que confluyen los aspectos físicos, psicológicos, sociales y culturales de cada sociedad. La inmadurez social significa una sociedad a medio hacer, con una psicología incipiente, incompleta, no terminada y con muchos flecos negativos. El decálogo que demuestra que una sociedad está inmadura, es el siguiente: Desfase entre edad cronológica y mental – Desconocimiento de ella misma como sociedad – Inestabilidad emocional, bipolar, pendular, irregular, variable – Poca o nula responsabilidad – Mala o nula percepción de la realidad – Ausencia de un proyecto de vida, pues la vida no se improvisa. – Falta de madurez afectiva – Falta de madurez intelectual que se refleja en la hipertrofia del presente, en la exaltación del instante y en las serias dificultades para racionalizar los hechos y aplicar un espíritu cartesiano; antes de emprender el viaje debemos saber de dónde venimos y hacia dónde vamos – Poca educación de la voluntad – Criterios morales y éticos inestables. La moral es el arte de vivir con dignidad, el arte de usar de forma correcta la libertad. La sociedad inmadura está básicamente vertebrada por la permisividad, la moda, el relativismo y sigue los vaivenes de lo último a lo que todo el mundo se apunta sin ningún espíritu crítico” (*)

¿Cómo podría tener un proyecto de futuro una sociedad con semejantes carencias, si ni siquiera es capaz de vislumbrar lo que se nos puede venir encima a través de lo que diariamente ve, oye y lee sobre el bastardo acuerdo entre Pedro y Pablo, acuerdo al que se va a unir quien quiere romper la unidad de España garantizada en la Constitución?

(*) Entresacado de “¿Cómo es una personalidad inmadura?” Dr. Enrique Rojas

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído