Manuel del Rosal: «Señores Guitarte y Revilla y a través de ellos a todos los ciudadanos»

Manuel del Rosal: "Señores Guitarte y Revilla y a través de ellos a todos los ciudadanos"

Señores Guitarte y Revilla: ¿De verdad, de verdad ustedes creen que Pedro Sánchez cumplirá lo prometido a cambio de sus votos? Si ustedes le creen deberían hacer que se lo revise un psicólogo.

Solo se puede entender que ustedes dos crean a Sánchez desde su codicia política o desde su estupidez supina. Tanto en un caso como en otro, ustedes terminarán como unos panolis que han caído en las trampas del mayor trilero político que registran los anales de la democracia española. ¿Tanta ceguera produce la ambición política?

Uno se pregunta quién puede a estas alturas creer en Sánchez, en Iglesias o en ERC, partido con el que forzosamente deberán pactar lo inconfesable para crear un mal, malísimo gobierno. Mucho menos se puede creer en ese pacto entre los tres, pacto que dejaría a España a los pies de los caballos. Pero todavía hay en este país ciudadanos y políticos que creen en Pedro y Pablo, pareja que no dudará en entregar el país a ERC. La ambición desmesurada de estos políticos y la estupidez de los idiotas (*) que de nada se enteran ni quieren enterarse, puede hacer abocar a España a una situación muy delicada ante los más abyectos pactos, las más viles coyundas, las más antinaturales uniones, los más hipócritas abrazos, sin importarles nada de nada España y los españoles.

En España los ciudadanos nos manifestamos por los más variopintos motivos, nos desnudamos para apoyar las causas más inverosímiles, vociferamos hasta agotar nuestra garganta por cosas sin importancia. Y, sin embargo, somos incapaces de decir a Pedro y Pablo que ese gobierno que se está pergeñando en las sombras de los sótanos de la Moncloa, será un paso más en ese camino que está llevando a España a dejar de ser España. ¿Saldremos los españoles a la calle a decir alto y claro que queremos una España unida, no rota; una España fraterna, no cainita; una España apoyada en los principios y valores que hacen grandes a los países? NO, no saldremos, porque para salir a defender a España, primero hay que querer a España, tener sentimiento de pueblo y de patria, dolerle a uno España y, desgraciadamente, cada día que pasa hay menos ciudadanos que amen, defiendan, sientan a España.

(*) Idiota en el sentido griego del término: persona que no se preocupa de los asuntos públicos

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído