Victor Entrialgo De Castro: «Mientras tanto»

Victor Entrialgo De Castro: "Mientras tanto"

Detrás de los catalanes venían los vascos. Cuando el Estado está debilitado por mercachifles y fariseos, el separatismo ambiguo, como antes el terrorista, se lanza al asalto de la Constitución del pueblo.

Mientras tanto, los políticos ineptos e irresponsables paralizan e inutilizan las instituciones que en consecuencia no defienden a ese pueblo de quien emanan todos los poderes.

Mientras tanto, los magistrados del Supremo y los del Tribunal Constitucional que han sido puestos ahí, no por el pueblo de quien emana la justicia sino por los partidos políticos, se columpian entre bambalinas porque todos le deben el puesto a la voz de su partido, el que les ha puesto o el que puede en su día puede decidir si ascenso.

Mientras tanto, y gracias a todos aquellos que se han empeñado en empantanar a España votando al okupa de la Moncloa, caminamos sobre arenas movedizas y nos hundimos cada día un poco más mientras llega el tsunami de una nueva recesión. No aprendemos nunca.

Mientras tanto, esta permanente improvisación del tal Sanchez con la colaboración de un profesional, el arúspice Iván Redondo, el Arriola de nuestro tiempo, el listillo maquiavelo que creo saberlo todo hasta que deje de hacerlo, le dice al sapo convertido en Principe porque se lo permite nuestro defectuoso sistema político, que siga engañando a todos.

Y así, manteniendo en vilo a la Nación amagando con el gobierno de progreso y con que va a negociar con todos tratando de dividirlos terminar diciendo que él lo intentó pero que no quiso ninguno y que no hay mas remedio que ir a otras elecciones por la irresponsabilidad de los demas. Eso es el Gobierno de regreso.

Y mientras tanto, como la democracia es un régimen de opinión pública, ante ésta nuestra circunstancia de haber creado nosotros mismos, bueno, algunos mismos, este monstruo de Sanchez, otro Godoy y éste otro Fernando VII, a la Nación no le queda, si es que le quedan arrestos, sino revolverse frente a quien pretende siquiera entregar la Naciòn a sus enemigos, con alguna Agustina de Aragón, Daoiz y Velarde y sacar a gorrazos del poder a los enemigos de España y de su pueblo soberano. Precisamente porque la vida es mientras tanto.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído