CARADURAS SIN FRONTERAS

EREs: Los socialistas Chaves y Griñan no fueron honrados sino instrumentales en que el PSOE se lo llevara a puñados

EREs: Los socialistas Chaves y Griñan no fueron honrados sino instrumentales en que el PSOE se lo llevara a puñados
Manuel Chaves y José Antonio Griñán (PSOE) PD

El PSOE salió en tromba a defender la honradez de Manuel Chaves y José Antonio Griñán nada más conocerse la sentencia de los ERE. Su argumento fue que no hay pruebas de que se llevaran un euro ni de que estuvieran al tanto de lo ocurrido.

Lo que sucedió -dicen- es que hubo un puñado de gente desleal, pero el plan de ayudas se diseñó por necesidad social.

El argumento del PSOE llevaba implícito un desafío: que enseñen las pruebas del delito, pedían.

Pues Carlos Cuesta las presenta este 14 de diciembre de 2019 en OKdiario.  El documento -hay muchos más- del siniestro plan diseñado por el PSOE andaluz: el robo de los ERE no quedará en 680 millones de euros, porque ya se ha descubierto toda una red de ayudas ‘pitufeadas’, inferiores a 450.000 euros cada una de ellas y debidamente fraccionadas con el propósito de saquear la Junta de Andalucía con contratos pequeños de forma que no hicieran saltar las alertas de los organismos interventores y de la propia Justicia.

El documento -el convenio de subvenciones concedidas a Pickman La Cartuja: un contrato de 1,8 millones de euros que, sin embargo, fue troceado -‘pitufeado’- para que las cifras no despertaran el ánimo controlador por lo elevado de la cuantía- demuestra cuál era el proceder, la manera tramposa de burlar la Intervención.

En este convenio de Pickman, firmado a partir de 2004, las cuantías aún fueron ligeramente superiores a ese umbral de 450.000 euros debido a que, por esas fechas, los socialistas de la Junta consideraron que bastaría con ese fraccionamiento para librarse del chequeo judicial. El contrato se partió, con ese fin, en tres bloques: de 625.000 euros (firmado en 2004), de 600.000 euros (en 2005) y de 575.000 (en 2006).

La Guardia Civil investigó este asunto en 2015. Y las conclusiones de la UCO fueron obvias: que la concesión de una única subvención de 1,8 millones de euros a la fábrica de loza sevillana Pickman La Cartuja se diseñó «eludiendo» la ratificación del Consejo de Gobierno, que era el «procedimiento legal establecido» al ser superior a 1,2 millones de euros.

Como se pregunta Carlos Cuesta: «¿Querían pruebas?: pues aquí las tienen«.

¿Seguirán defendiendo la honradez de Chaves y Griñán?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído