Luis Quiles: «Quosque Tandem Abutere, Sánchez, Patientia Nostra?»

Luis Quiles: "Quosque Tandem Abutere, Sánchez, Patientia Nostra?"

Con esas palabras Cicerón descubrió ante el Senado la conjura que Catilina (Lucio Sergio Catilina) prepararaba para hacerse con el poder absoluto. Los traidores huyeron y fueron posteriormente derrotados. Claramente, Marco Tulio Cicerón se refería a Catilina y no a Sánchez como hace el título de este artículo, pero para el caso nos viene que ni pintado.

En este debate de investidura hemos visto el culmen de la indecencia en numerosos oradores que han pasado por la tribuna de la carrera de San Jerónimo. El actual socio principal de gobierno y vicepresidente in pectore, que años atrás hablaba de cal viva, en este debate se ha visto crecido y con su característica sorna ha hecho las delicias de aquellos que en 2016 le abucheaban precisamente por las palabras que dijo y a las que he hecho mención.

O Rufián, cuando también en 2016 arremetió sin miramientos contra el partido al que hoy apoya con unas declaraciones que el mismísimo Hernando (el del PSOE) criticó, pidiendo la palabra a la Presidenta del congreso y consiguiendo poner en pie a todos los diputados. Bueno, a todos menos a los actuales socios de investidura del PSOE.

Curioso como pasa el tiempo y que mal envejecen algunas actitudes. Suficiente ha sido con ver las caras de algunos diputados implorando que la tierra los tragase mientras Rufián los arrastraba por el barro -de nuevo- a cambio de apoyarlos.

No digo que aquellos que le ríen ahora las gracietas no tengan decencia, ni moral, ni dignidad. Dios me libre. Pero es cuanto menos curiosa la parva memoria que gastan algunos según lo que deban recordar y en el momento que deban de recordarlo. Oigan, que hay límites. Pero ver a un PSOE sonriente mientras la portavoz de Bildu, con su broche pidiendo el acercamiento de quienes separaron vidas, ensucia la sede parlamentaria con sus vergonzosas declaraciones, es cuanto menos asqueroso.

La mismísima Jimenez Becerril salió del pleno para no ser testigo de semejante barbaridad. Defensores de -digámoslo claro- asesinos, sentados en el congreso.

De esta investidura nacerá un gobierno preso de aquellos que aplauden a expertos raptores, de verdaderos golpistas y de algún que otro nacionalista de turno con un estomago agradecido.

Que todos ellos vayan a cualquier pueblo, Priego de Cuenca por ejemplo y expliquen allí que aunque la ley debería ser igual para todos, para algunos  que la incumplen, « La deriva judicial ha hecho imposible la política”. ¿A quién se le ocurre cumplir las leyes?

Pocas alusiones al futuro más allá de constantes peticiones de mesas bilaterales como si de una cumbre entre estados se tratase con inhabilitados como titulares de una de las partes.

Pero no dejemos de lado el pasado, porque siempre vuelve. O al menos eso piensan quienes constantemente se referían a Franco. Una sorpresa para todos que la Fundeu eligiera Emoji cuando la más usada del 2019 ha sido Franco. Y la del 2020 será “Progresismo”. No tengo duda. No debe haber ningún problema para los españoles más que este.

Cualquiera diría que se están riendo de nosotros. Ojo, que yo no lo digo.

Por sorpresa, una chicharrera demostró en su escaso tiempo de intervención, tener mucha más vergüenza que muchos grupos parlamentarios enteros y aún estando su vida política pendiente de un hilo, ella sigue en sus trece. No como aquellos barones socialistas que alzaron su débil voz en lo que parecía una critica a un acuerdo vergonzante, para pasar por escribir tweets de apoyo y terminar guardando silencio por si acaso no les dejaban repetir. Manda narices.

De este show lo que nos queda claro es que primero va a ir Sánchez, después las deudas de Sánchez y ya si queda algo, iremos los españoles. Pero no todos por igual, Sánchez ya ha anunciado que habrá consecuencias para quienes no le han apoyado.

Hablando de consecuencias: Ya habría que tener estomago para ser diputado por Extremadura y dar el voto a un candidato que primero va a cumplir otros favores antes que dar unas comunicaciones dignas a su región.

De ahí lo de recluirlos a todos en Madrid, no vaya a ser que los extremeños tuvieran que volver en tren. No estaba dispuesto a asumir el riesgo de que llegasen en 2021.

Todo esto bañado en innumerables cesiones y concesiones con el fin de alzarse de nuevo con el poder. ¿Pero de verdad alguien es poderoso cuando todo su ser depende, de que quien lo sostiene, no se mueva?

Y acabo volviendo a parafrasear a Cicerón: “Quam diu etiam furor iste tuus nos eludet? Quem ad finem sese effrenata iactabit audacia?- ¿Hasta cuando esta locura tuya seguirá riéndose de nosotros? ¿Cuándo acabará esta desenfrenada osadía tuya?”

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído