Manuel del Rosal: «Traidor, inconfeso y…no, mártir no; los mártires somos nosotros»

Manuel del Rosal: "Traidor, inconfeso y…no, mártir no; los mártires somos nosotros"

Cobarde es el hombre que humilla al débil y se humilla ante el poderoso. Pero si a ese hombre lo eligieron los débiles, no solo es un cobarde, es un traidor” Alberto Vázquez Figueroa, escritor español

Traidor de manual, traidor de diseño, traidor que ocupará un lugar privilegiado en la historia universal de los que fueron traidores a los suyos, a su país, a las víctimas de la barbarie de ETA. TRAIDOR con mayúsculas. Traidor sin paliativos. Y traidores los que, pudiendo haberlo evitado, fueron colaboradores necesarios en la traición.

Pero además de traidor, inconfeso. Su soberbia, su codicia de poder, su egolatría, su total falta de escrúpulos le impiden ver su traición; mucho menos admitirla y confesarla. O puede que sí, que sepa que ha traicionado y que es y será un traidor a lo largo de su vida, pero su ausencia de escrúpulos le permite digerir su traición sin que la digestión le produzca náuseas. A más, y durante cuatro años si se cumple la legislatura, continuará traicionando a todos y a todo lo que sea necesario para mantenerse en el poder. Buen es verdad que en todos los órdenes de la vida la traición está presente, pero es en la política donde más se da y más aflora, y dentro de la política unos son más traidores que otros y algunos son ejemplos paradigmáticos de traidor. Es el caso de Pedro Sánchez que se paseará por el mundo envuelto en la vitola de la traición.

Todo esto me recuerda la obra de Zorrilla publicada en 1849 cuyo título es “Traidor, inconfeso y mártir” En el caso que nos ocupa hablando de la traición de Pedro Sánchez, se cumple lo de traidor e inconfeso, pero no lo de mártir. Mártir no es el traidor Sánchez, mártires somos nosotros los ciudadanos que en un ejercicio ya repetido y por eso aún más estúpido, con nuestros votos hemos dado la oportunidad al traidor de llevar a cabo su traición, y a nosotros, el castigo de sufrir como mártires idiotas e imbéciles las consecuencias de su traición. Nos lo merecemos.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído