Victor Entrialgo De Castro: » El simulacro»

Victor Entrialgo De Castro: " El simulacro"

La democracia de aqui no es el poder del pueblo, sino el simulacro que organiza el poder para hacer creer al pueblo que pinta algo.

Solo por el hecho de refrendar en unas elecciones formales lo que cocinan unas cuantas sectas, no puede decirse que esto sea una democracia donde el pueblo designe a sus gobernantes ni que aquí exista auténtica representación. Porque no es verdad.

En este preciso momento histórico tenemos la oportunidad de constatar la prueba irrefutable  de la gravisima falta de representación y proporcionalidad de nuestro sistema político.

Nunca menos que ahora ha encarnado el gobierno la voluntad de los electores entre los que ni siquiera los socialistas, salvo los trepas sanchistas, que tragan con cualquier cosa, querian un gobierno con los chiripitifláuticos de Podemos.

Este gobierno no es fruto del poder del pueblo. No es consecuencia de una elección del pueblo. Empezando porque el pueblo no tiene con qué pagar tantos Ministros, tantas pensiones, tantos coches, tantos escoltas, tantos cargos inútiles. Y siguiendo porque esto como siempre lo han organizao los maestrillos, los que no son verdaderos maestros. Los que conspiran pero no enseñan.

Todo el separatismo son maestrillos. De Reus, de Tarragona. Todo ERP Desde Carod Rovira a Rufian, Junqueras, Rahola. Lo mismo en el Pais Vasco, Urkullu, los de Valencia, los ministros, los de Podemos, todos maestrillos no enseñantes sino conspiradores.

Urge estudiar la nulidad o anulabilidad de estos nombramientos que tiene origen en un delito de traición a la patria al pactar el Presidente del Gobierno con unos condenados por sedición que están en prisión, porque es muy grave lo que está sucediendo.

El pueblo lo sabe pero las instituciones, que caminan con la lentitud y la falta de agilidad de un elefante, no le dan los cauces para rebelarse frente a este golpe de estado prolongado llevado a cabo por sediciosos y podemitas.

Desde que Fernando VII y Godoy llamaron a los franceses para ir contra la Constitución doceañista de las Cortes de Cadiz con los 100.000 hijos de San Luis, nadie habia recurrido mediante un simulacro semejante a los enemigos de la Nación en contra de la Nación misma.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído