Victor Entrialgo De Castro: «El perro de Donald»

Victor Entrialgo De Castro: "El perro de Donald"

Tiene uno escrito que al lado de la traición de éste Pedro, no el de Heidi, a su patria, lo de Donald con Ucrania es una chiquillada.

La diferencia entre la democracia americana, aquella que asombró a Tocqueville y ésta nuestra de cartón piedra, es que allí en los Estados Unidos el pato Donald, el hombre más poderoso de la tierra está sometido a un juicio político.

Y en cambio aquí, con las Aldeas galas aprovechando la debilidad de los gobiernos de España para intentar destruir la Nación, un traidor a la patria continúa sin tener que dar aún explicaciones a nadie sobre su histórica felonía.

En el Senado de los EEUU los demócratas pretenden que  testifiquen cuatro ex-altos cargos de Trump claves: el ex asesor de seguridad nacional, el hombre del bigote blanco Joe Bolton, el ex jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mick Mulvaney; el funcionario de la Oficina de Administración y Presupuesto, Michael Duffey, y el ex asistente del presidente, Robert Blair.

Y así  hasta 37 testigos, no para destituir al Presidente, que no pueden, sino para ponerlo contra los cuerdas y quela Nación se entere de lo que ha hecho.

Hoy parece lejano llevar al pedro de Sanchez al Congreso o al Senado con bozal, como Trump, para que se enjuicie politicamente lo que está haciendo, pero llegará.

Porque el pedro de Donald ha pactado con los enemigos de la patria, mientras que Trump no ha hecho mas que pedir a los ucranianos que espiasen al hijo de Joe Biden, su posible rival.

El chucho de Trump seguirá moviendo el rabo despues de pasar por el Senado, pero el pedro de San Roque no tiene rabo porque Ramón Ramírez, podemos y los separatistas se lo han cortado.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído