Victor Entrialgo De Castro: «Siempre nos quedará Madrid»

Victor Entrialgo De Castro: "Siempre nos quedará Madrid"

En la Historia de un país pueden distinguirse tres tipos de personajes: los que la facen, los que la que la desfacen y los que la cuentan.

Yo no tengo muchas dudas de que ante la mansedumbre del país y la falta de hombres de estado que de momento no ha creado la circunstancia, asistimos a una época donde han alcanzado el poder los segundos, los “desfacedores” de la Historia.

Entre los facedores de la historia están los que, con o sin olvido de sus intereses personales, contribuyen a hacer algo por su comunidad política y los que con su quehacer diario van construyendo la historia en medio de obstáculos y bombardeos de impuestos.

Entre los desfacedores merece especial atención en los últimos años un personaje cuya tontuna es superior a su maldad. De ahí su peligrosidad. Su legado coincide con el peor periodo de la historia reciente de España y la resurrección de nuestros peores fantasmas, empezando por él. Una joya vaya. Un hombre cuya sombra alargada de financiación se proyecta sobre los últimos embrollos hispano-venezolanos de colaboracionistas, Casablancas, aviones, salvoconductos y embajadas en el Bar de Rick. Tócala otra vez Zapatero.

La penúltima es la de nuestro inspector Renault, valenciano de barba-indolente, el hombre de los recados de Sánchez, que ocultándose bajo su gorra de gendarme acudió la semana pasada por mandato de Pedro Sánchez al aeropuerto de Barajas bajo el control del Gobierno colaboracionista español. De todos los aeropuertos del mundo ha tenido que aterrizar en el nuestro.

Y allí fue el inspector Ábalos a recibir a Dely, la dos de Maduro que venía a pedir cuentas, a darle el salvoconducto caminando cuatro kms por las pistas hasta la T-4 para supuestamente burlar la prohibición de pisar suelo de la Unión.

La nueva traición, esta vez a toda la Unión Europea, con la complicidad de Zapatero, el jefe de los mediadores de los dictadores y el jefe de policía Ábalos, es un sello de los desfacedores de la Historia. Nunca un tonto más grande pudo hacer tanto daño, no a un país ni a dos, en este caso, a toda la Unión.

Dely y Maduro son desde hace mucho tiempo, incuestionables financiadores de la presente desestabilización de España vía Monedero, Iglesias, Montero, Errejón., etc…etc…y fundamentalmente de Zapatero, otro grandísimo traidor de la Nación, en el interior con Cataluña, y en el exterior, como mamporrero de Maduro, para intentar, a costa de suculentos ingresos, lavar la cara de un régimen que tiene millones de conciudadanos fuera del país y otros tantos muriéndose en sus hospitales sin medicinas.

Creo que ésta del régimen de Maduro y el Gobierno de España, después del episodio chapuza de la embajada de Bolivia y ahora del de Barajas, otra nueva Casablanca, es el principio de una larga amistad, que estoy seguro tendrá que ver con su final. Pero mientras dure en España este gobierno de sinsustancias, los Tiranos de Hispanoamérica podrán continuar diciendo, “Siempre nos quedará Madrid”.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído