SON PREOCUPANTES LOS VIAJES DE ZAPATERO EN LOS AVIONES DE LOS NARCOS

El gobierno de Sánchez bajo el chantaje de la narcodictadura de Maduro

El gobierno de Sánchez bajo el chantaje de la narcodictadura de Maduro

La conexión bolivariana es quizá el mayor de nuestros problemas, por su diversidad de flecos a cual peor. Esto no lo cuentan en las televisiones del régimen, al servicio de la manipulación y la mentira, aplaudidoras de golpistas, filoetarras y dictaduras narcocomunistas, y es necesario decirlo alto y claro cuantas veces sea necesario.

En nuestros días, las cosas no son lo que parecen, y las definiciones no se corresponden con la realidad. Teoría y práctica son conceptos divergentes e inaplicables. Se supone que el periodismo es una profesión al servicio de la sociedad y, sin embargo, a quien realmente sirve es al poder, más en concreto, al poder del dinero que maneja el mundo. Nuestro corto periodo de vida nos lleva a preguntarnos si somos ahora peores que hace unos lustros, unas décadas o unos cientos de años. No creo que fuéramos mejores. Siempre hubo corrupción, asesinatos de mujeres y de niños, mentiras, traiciones y crímenes de Estado, pero ahora somos más conscientes. En el momento presente de la aldea global todo es instantáneo, todo es público, con el añadido de que la frontera entre el bien y el mal es mucho más tenue y eso propicia que la “sombra biológica colectiva” aflore con fuerza y nos muestre lo peor del ser humano. Según el concepto junguiano, lo que vemos es nuestra propia sombra.

Aterrizando en lo que queremos decir, los telediarios dan más asco que nunca. Mucho suceso y mucha trivialidad para eludir lo importante. Ni una sola noticia bien desglosada sobre lo que realmente importa, nada que aclare las sospechas fundadas de que estamos en manos de auténticos psicópatas con diploma, dirigidos a su vez por supersicópatas con más poder. Nada se dice sobre lo que se cuece tras bambalinas, en siniestros despachos y en cloacas infectas, auténtica clave para entender lo que está ocurriendo en esta España de la sinrazón, donde se ha instalado la mentira, la desvergüenza, la traición e incluso el delito. Esta es la parte que, como periodista, más me interesaría contar. En cuanto a España, llevo tiempo preguntándome a través de mis artículos si determinados miembros de la judicatura están siendo chantajeados. Tenemos derecho a saber si Villarejo y la fiscal Delgado han tenido acceso a interioridades inconfesables en virtud de la información vaginal –éxito asegurado— del excomisario. Que esta señora esté al frente de la Fiscalía General del Estado nos convierte en un clon de Venezuela como país. El tándem Maduro y el gobierno de España es cada vez más patente. Hace tiempo que esto se sabe, pero ahora vamos teniendo cada vez más datos. Es tanto lo que hay que es imposible contenerlo. Pero nada de esto se cuenta en las cadenas de televisión al servicio del cambio de régimen.

El “caso Ábalos” pende sobre el gobierno socialcomunista, pero Sánchez  puede con eso y con mucho más, porque Sánchez es el peón escogido para dinamitar España. ¿Recuerdan la visita de George Soros para puntualizarle sobre las estrategias? No hay que olvidar que Soros es un personaje muy peligroso, cabeza visible de un grupo de poder que pretende desestabilizar países y monedas –a punto estuvo de lograrlo con la libra esterlina—, que está declarado persona non grata en naciones como Hungría, Polonia o Rusia, de donde sus fundaciones “Open Society” han sido expulsadas. Está detrás del golpe de Estado de Cataluña y apoya la independencia del País Vasco y a ETA. De ahí que Sánchez vaya como un tanque sin importarle la Constitución, ni el Rey, ni la ley. Sabemos que Soros le dijo que no titubeara, que todo iría adelante y bien si cumplía las órdenes. Por eso Sánchez está tan seguro y no le importa no comparecer durante meses a dar explicaciones, regañar a los periodistas, calumniar a la oposición, traicionar y mentir, porque aparte de estar en consonancia con su naturaleza y no importarle nada ni nadie, cumple órdenes estrictas de la cúpula del NOM. Lejos de ser un listo estratega, no deja de ser un tonto útil aunque muy malvado. No han podido elegir pelele mejor, dado que Sánchez es un hombre sin escrúpulos y ningún tipo de valores ni principios. Es el perfecto amoral sin empatía. Hay que acostumbrarse, porque veremos cosas que nos helarán la sangre, por mucho que estemos avisados. Iremos viendo ilegalidad tras ilegalidad, porque esta gente no cree en la ley cuando no está de su parte o no le conviene a sus fines. Los marquesitos de Galapagar, de momento, son solo anécdota y mantienen un perfil tan bajo que ni se ve. De momento, consiguen irse de rositas de todos sus chanchullos y corrupciones.

Zapatero no se parece nada a un jarrón chino. Son preocupantes sus múltiples viajes en los aviones de los narcos. En otros artículos hablé de su  papel en toda esta historia de desestabilización no solo de España –él rompió el espíritu de la transición— sino de las naciones de Hispanoamérica, a través del Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla, al que pertenece junto a personajes de la calaña de los brasileños Lula da Silva y Dilma Rousseff, Ernesto Samper, de Colombia, Rafael Correa, de Ecuador o Fernando Lugo, de Paraguay. Es un puzle con muchas piezas con el color predominante de la corrupción, el narcotráfico, la sistemática vulneración de los derechos humanos, la tortura y el sicariato de Estado. Gracias a estos prendas, el gobierno socialcomunista de España está unido por lazos cada vez menos invisibles a los narcogobiernos de Venezuela y Bolivia, con todos los flecos podemitas y el asunto Ábalos, peón que será sacrificado a su debido tiempo para salvar la reina. ¿Llegaremos a conocer los pormenores de la visita de la segunda de Maduro, Delcy Rodríguez, y su cargamento de oro y otras “mercancías” con destino Turquía? El testimonio de uno de los agentes que iban a detener a la venezolana en el aeropuerto de Barajas y que Marlaska impidió, es de vergüenza. ¿Ha dicho algo el ministro de Interior al respecto? ¿Algo creíble? ¿Con qué chantajea Maduro al gobierno de España para que nuestros gobernantes se hinquen y humillen ante él? Nos imaginamos, pero seguro que nos quedamos cortos.

No sé si la oposición está investigando las conexiones entre Petróleos de Venezuela (PDVSA) y los socios de Raúl Morodo, embajador de Zapatero, Adolfo Prada y Juan Carlos Márquez, que cobraban en las islas de San Vicente y Granadinas, el paraíso fiscal donde Pablo Iglesias recibió el pago de Nicolás Maduro. (Recordemos que Márquez apareció ahorcado con su cinturón en San Sebastián de los Reyes la víspera de declarar ante el juez y tirar de la manta). Curiosamente, la enigmática Delcy Rodríguez es directora de la junta directiva de PDVSA, empresa que fueron desplumando y blanqueando el dinero robado, a buen recaudo en paraísos fiscales y en las millas de oro de las principales capitales del mundo. Entre los comunistas de allá y los de acá se han encargado de expoliar uno de los países más ricos del mundo. Mientras tanto, el pueblo venezolano se muere de hambre, de sed de justicia y de asco.

 

Te puede interesar

Autor

Magdalena del Amo

Periodista, escritora y editora, especialista en el Nuevo Orden Mundial y en la “Ideología de género”. En la actualidad es directora de La Regla de Oro Ediciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído