Manuel del Rosal: «El comunismo que viene: Un triángulo inquietante»

Manuel del Rosal: "El comunismo que viene: Un triángulo inquietante"

Una nación que intente prosperar a base de impuestos es como un hombre con los pies en un cubo tratando de levantarse estirando del asa” Winston Churchill

No recuerdo de quién es esta frase: “Un comunista es alguien que ha leído a Marx. Un anticomunista es alguien que ha entendido a Marx”

Las nuevas generaciones. Esas personas que están en la horquilla de edad de 18 a 50 años tan solo conocen del comunismo lo que han oído o leído – si es que leen – La historia del comunismo es una historia de tiranías y totalitarismos que ha dejado un reguero de muertes, ruina y desesperación. No ha habido ni un solo país comunista que no haya sido un fracaso y que no lo sea. El comunismo en boca de Lenin es: “Todo el poder para los soviets más la electrificación del país” Electrificación que, en todos los casos, ha terminado electrocutando al país y a sus ciudadanos.

Últimamente el gobierno socialista comunista de Pedro Sánchez ha tomado una deriva a la que podemos calificar, como mínimo, de inquietante. Una deriva que – parece mentira – ha pasado desapercibida para los medios de comunicación o, si no ha pasado desapercibida, la han silenciado; unos por su entrega al gobierno y otros – no todos – por cobardía. Las señales han sido y son claras y diáfanas a los ojos de quienes quieran ver las maniobras en las que están el PSOE a través de Zapatero, Iglesias por su sumisión a ese régimen perverso de Maduro y Sánchez con su entrega sin condiciones a quienes le mantienen en el poder y le van indicando el camino a seguir, que no es otro que el de un cambio de régimen. La partitura de estos personajes alcanzó su nota más alta el otro día con la entrevista Delcy-Ábalos y la después conocida conversación de esa vicedictadora con Sánchez. La última entrega de esta deriva de gobierno hacia un régimen totalitario ha sido el viaje de Zapatero a Venezuela – no sabemos cuántos van ya – coincidiendo ¡qué cosa! con el ministro de exteriores de Rusia. El trio no puede ser más oscuro y tenebroso: Maduro, Zapatero y Serguéi Lavrov el ministro ruso de Exteriores. Uno no puede menos que sentir inquietud a la vista de semejante triángulo. Este triángulo está unido en sus vértices por Venezuela, Rusia y España (PSOE) y las medianas se entrecruzan en el baricentro donde anidan cuatro personajes sin escrúpulos: Sánchez, Zapatero, Maduro e Iglesias. Un triángulo, el de las Bermudas, es famoso porque allí han desparecido barcos y aviones sin conocerse las causas. Este triángulo comunista, de momento, ha hecho desaparecer la democracia de Venezuela y Rusia y, si no andamos avisados nosotros los españoles, puede que, esa democracia que tanto nos ha costado y nos está costando, desaparezca con la llegada de un nuevo régimen a imagen de quienes con este gobierno forman el triángulo. La diferencia entre el de las Bermudas y este triángulo, es que, en este triángulo sí sabemos las causas que pueden hacer desaparecer nuestra monarquía parlamentaria por un régimen socialista comunista. La causa es solo una: Entregar a España en manos de quienes quieren destruirla para que Pedro Sánchez duerma todas las noches en el colchón cambiado de la Moncloa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído