La sede del Injuve estará accesible a estos colectivos 11 horas al día entre el 2 y 6 de marzo

Pablo Iglesias cede el Ministerio de Derechos Sociales a las feministas para que hagan pancartas, pero les cierra su casoplón

La directora general del Injuve y ex diputada de Podemos por Alicante, María Teresa Pérez, trabajó como colaboradora DE IGLESIAS y reportera en ‘La Tuerka’ y ‘Fort Apache’, el programa de la cadena iraní HispanTV

Pablo Iglesias cede el Ministerio de Derechos Sociales a las feministas para que hagan pancartas, pero les cierra su casoplón
Pablo Iglesias en el yakuzi, abanicándose con billetes de 500 euros.. PD

Como subraya con grandes titulares Segundo Sanz en OKdiario este 21 de febrero de 2020, es surrealista.

Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno de España, va a abrir las puertas del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 para que las feministas de Podemos hagan dentro de la sede las pancartas de la huelga del 8-M.

En concreto, el Instituto de la Juventud (Injuve) ha habilitado para la semana previa a la huelga feminista  «salas accesibles de entre 6 y 50 metros cuadrados con luz natural», con «posibilidad de mesa de reuniones con sillas» y conexión Wi-Fi».

Las instalaciones se podrán utilizar de lunes a viernes, «la semana del 2 al 6 de marzo en horario de mañana y/o tarde de 8.00 a 19.00 horas», es decir, once horas al día durante cinco jornadas.

La sede del Injuve es un organismo oficial; es decir, un organismo de carácter público.

Y lo que pretende Pablo Iglesias es convertirlo en la sede de operaciones de organizaciones feministas vinculadas a Podemos, partido del que es secretario general.

Estamos ante un caso flagrante de adjudicación a dedo de una sede pública. Si Iglesias no es capaz de distinguir lo público de lo particular, el vicepresidente segundo del Gobierno tiene un grave problema de comprensión de límites.

Desde el departamento de Iglesias ya se están difundiendo esta iniciativa entre colectivos feministas bajo el lema ‘Las jóvenes ocupan el Injuve’.

¿Y por qué no les invita a su chalé de Galapagar?

Sería más lógico y mucho más legal, porque lo otro -invitar a ocupar una sede que no es suya, sino de todos los españoles- es puro nepotismo.

La nueva directora general del Injuve y ex diputada de Podemos por Alicante, María Teresa Pérez, es una persona de la máxima confianza de Pablo Iglesias, con la que trabajó como colaboradora y reportera en  ‘La Tuerca’ y ‘Fort Apache’,el programa de la cadena iraní Hispan TV.

Tal vez sea el problema: que Pablo Iglesias crea que los organismos oficiales del Estado son platós de televisión de los que puede disponer a su antojo para organizar huelgas feministas.

Pues no, vicepresidente segundo. El Injuve no es suyo y, además, lo pagamos todos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído