Manuel del Rosal: «Coronavirus: ¿Nos están mintiendo?»

Manuel del Rosal: "Coronavirus: ¿Nos están mintiendo?"

La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre nada sobre la mentira como el aceite sobre el agua” Miguel de Cervantes

Se entiende por estado latente el estado en que se encuentran seres vivos a la espera de que se den las condiciones para entrar en funcionamiento.

Primero afirmaron categóricamente que el coronavirus procedía de un mercado de Wuhan, más tarde la afirmación pasó a ser dudosa y hoy afirman que desconocen quien fue el primer infectado o “paciente cero” que, parece ser, tiene una importancia capital pues permitiría responder a preguntas cruciales sobre cómo, cuándo y por qué se originó.

Zhi – Ping Zhong científico de la Universidad Estatal de Ohio (EEUU) afirma que la fusión de los glaciares debida al cambio climático podría liberar patógenos al medio.

El casquete Guliya, ubicado al oeste de las montañas Kunlum en la parte china del Tíbet, tiene una corteza de hielo de 200 Km2. Tendría, según los expertos, una antigüedad de medio millón de años. Pues bien, en ese lugar se han descubierto 33 grupos de virus que han permanecido congelados 15.000 años. De esos 33 grupos, 28 son desconocidos. Y no podemos olvidar que gérmenes unicelulares pueden permanecer latentes durante miles de años, esperando esa ocasión que les permite “despertar de su hibernación”

Tras conocer esta noticia aparecida antes de la explosión del coronavirus, yo me hago una pregunta ante una duda razonable: ¿Podría ser esta la fuente de donde emanó el coronavirus? ¿Podría estar entre los científicos que manipularon los testigos extraídos al casquete para su estudio, el paciente cero? ¿Han sopesado los señores de la OMS y las autoridades chinas esas posibilidades? Y, si así lo han hecho ¿Por qué lo callan?

Tienen por costumbre los responsables políticos y los expertos mantener en la ignorancia a los ciudadanos o, al menos, no decirles toda la verdad y, como mucho, medias verdades, que son peores que la mentira. En el tiempo que ha transcurrido desde que se detectó el coronavirus han muerto miles de personas, muchos más miles han enfermado y un número más elevado está en cuarentena en ciudades, casas, barcos, hoteles; incluso en regiones enteras y nada parece indicar que esto vaya a remitir. Creo que los ciudadanos tenemos el derecho a saber la verdad por muy cruda que esta sea y no permanecer en la eterna sospecha de que nos manipulan y nos mienten, manteniéndonos en una constante incertidumbre.

Se sabrá la verdad porque, como bien dice Cervantes, siempre aparece encima de la mentira, aunque esta la tenga oculta un tiempo. Si se confirma que los responsables ocultaron y escamotearon información a los ciudadanos, cuando llegue ese momento ninguno de los ciudadanos a los que afectó el coronavirus podrá ser consolado, ni podrá aceptar las disculpas si es que los responsables tienen la generosidad y la gallardía de presentar disculpas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído