«Por culpa de muchos pérfidos y de miles de tontos estamos perdiendo el uso de tres palabras claves que empiezan por E: España, Empresario, Esfuerzo»

"Por culpa de muchos pérfidos y de miles de tontos estamos perdiendo el uso de tres palabras claves que empiezan por E: España, Empresario, Esfuerzo"

El uso intencionado de unas palabras en lugar de otras en el lenguaje político y en el de determinadas organizaciones subvencionadas desde aquí o a miles de kilómetros, no es casual ni neutro. Obedece a una torticera intención. Y esto es lo que está aconteciendo en nuestros días con tres palabras que empiezan por E: España, Empresario y Esfuerzo.

La primera, ESPAÑA, fue sustituida hace más de cuarenta años por los nacionalistas y los independentistas por otra más anfibológica que ni es la misma ni tiene igual significado: país. Muchos colaboradores necesarios para la ignominia, como los partidos y organizaciones de izquierda que orbitan en torno a Izquierda Unida y Unidas Podemos, y cientos de miles de tontos útiles, que en la actual sociedad compiten en número con los botellines, contribuyen a que la palabra España se escuche solo en los cuarteles y se escriba únicamente en los rótulos de los ministerios. Y a esta cancelación cooperan poderosamente las irresponsables televisiones privadas que tenemos y la pública TVE, en las que, excepto en el bloque de deportes, cuando por obligación tienen que dar cuenta del partido de alguna selección española, la palabra España ha desaparecido. Como escribí en un reciente artículo, ningún presentador saluda con un “Buenos días, España”, “Buenas tardes, España”, “Buenas noches, España”, que es lo que hacen norteamericanos, ingleses, franceses, alemanes,… En los nuestros, la palabra Cataluña se repite más que el ajo y le siguen a distancia el nombre de otras Comunidades Autónomas, a las que citan cuando conectan con el enviado especial o corresponsal: “Aquí, en Galicia….”, “Aquí, en Cantabria….”, “Aquí, en el País Vasco…”, “Aquí en Madrid”, “Pues en Andalucía,… “, “En Aragón…”, “En Valencia…”, “En Baleares…”, “En Canarias,…”.

Y cuando llega el bloque del Tiempo la realidad es más desoladora. Nadie empieza como los históricos Medina, Maldonado, Montes de Oca,…: “Hoy, en España, hace un día soleado”, “Hoy llueve en toda España”, “Mañana disfrutaremos en toda España de un tiempo veraniego”. Ahora enseñan fotografías y videos “que nos manda Gelu desde Molledo (Cantabria)”, “Arantxa desde Hondarribia (Guipúzcoa)”, “Macarena desde Sevilla”, “Jordi desde Barcelona”, “Nela desde Bocairent (Valencia), Hontanares desde Riaza (Segovia), y después informan que “A la Península llega la borrasca Jorge”, “En el Mediterráneo ya ha desaparecido la calima” y “En las Béticas y en el interior de Andalucía soplarán vientos huracanados”. Es el resultado de tantos años con malvados, arribistas, cretinos y bobos.

La segunda palabra, EMPRESARIO, que el diccionario de la RAE define cicateramente en su primera acepción como “persona que por concesión o por contrata ejecuta una obra o explota un servicio público” y que en su tercera la asimila a patrón y dice que es la “persona que emplea trabajadores”, está siendo sustituida por emprendedor y por autónomo. ¡Como si fuera lo mismo! Y en este ridículo propósito de acabar con la voz empresario, para hacer juego a los comunistas y su adláteres que odian a los que crean riqueza y quieren una economía pública planificada, también contribuyen los mentecatos que desconocen que en una economía de mercado el empresario es el que crea trabajo, que es lo que debería decir la RAE. Y esto no se lo va a pedir a la docta casa ni Carmen Calvo Poyato ni ninguna de las ministras que pueblan el Gobierno del mentiroso.

Y la tercera palabra, ESFUERZO, está cada vez más degradada y hasta silenciada en la educación. La RAE dice en la segunda acepción que es “el empleo enérgico del vigor o actividad del ánimo para conseguir algo venciendo dificultades”. Ahora y merced a tanta teoría destructiva, no se quiere premiar el denuedo, el trabajo, el sacrificio. Solo igualar por abajo. ¡Qué es eso de premiar al que más se esfuerza, al que más estudia, al que más sabe, al que más experiencia acumula! El buenismo impone otras reglas porque, a su insano juicio, la igualdad de oportunidades no es suficiente, ya que los ancestros también cuentan y pueden lastrar al juzgado. Así que hay que clasificar a todos por igual, sin valorar el esfuerzo que hace cada uno, porque de lo contrario es discriminación y racismo. ¡Aprobado general!

Y así, gracias a muchos felones y a la colaboración de millones de mentecatos, ESPAÑA, EMPRESARIO y ESFUERZO están dejando de usarse y hasta podrían salir del DRAE por la ventana.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jorge del Corral

Hijo, hermano y padre de periodistas, estudió periodismo en la Escuela Oficial de Madrid. Ha trabajado en cabeceras destacadas como ABC y Ya. Fue uno de los fundadores de Antena 3 TV. Miembro fundador de la Asociación de Periodistas Europeos (APE) y del Grupo Crónica, creador de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión (ATV) y fundador de la Unión de Televisiones Comerciales (UTECA). Un histórico de la agencia EFE, donde fue subdirector y corresponsal en Roma.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído