«Despachos de abogados e informáticos trabajan para hacer un contrato electrónico y en papel sobre el sí es sí del anteproyecto de ley de libertad sexual»

"Despachos de abogados e informáticos trabajan para hacer un contrato electrónico y en papel sobre el sí es sí del anteproyecto de ley de libertad sexual"

La violencia machista existe y hay que combatirla en España y en Pernambuco porque la mujer no pertenece al hombre. Y una violación es un delito gravísimo que merece pena ejemplar para el violador y reparación para la víctima. Pero una acusación falsa de violación no puede conllevar un castigo para el acusado porque en la ley subyazca la violación a la presunción de inocencia, ya que no debe haber grupos a quienes la ley otorgue privilegios especiales.

Por eso y ante la futura Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, que ahora solo es un bodrio de propaganda y marketing (“Sola y borracha quiero llegar a casa”), una pléyade de abogados, muchos de despachos de campanillas y alguno de bufete particular a la vieja usanza, así como informáticos y desarrolladores individuales de aplicaciones y de las grandes tecnológicas que invaden la vida diaria, se han puesto a redactar un modelo de contrato que firmen los dos (o tres o más) para dejarse tocar poco, regular o mucho y en qué parte, y para copular libremente y evitar que si ella no quiere seguir, o queda insatisfecha, o se arrepiente, o decide vengarse en el futuro por alguna razón, el otro cooperador necesario no termine ante el juez y en el trullo.

Y la cosa, según los expertos, tiene su intríngulis. Y es lógico porque la arrepentida puede alegar que firmó bajo coacción el consentimiento previo, con lo cual la rúbrica de que la mujer “haya manifestado libremente por actos exteriores concluyentes e inequívocos conforme a las circunstancias concurrentes su voluntad expresa de participar”, que señala el anteproyecto de ley carecería de valor frente a la palabra de ella a la policía y luego al juez.

Ante las dificultades de la redacción cabal del contrato y la casi seguridad de que nada servirá contra la acusación de ella por mucho que haya firmado, sagaces del sector de la imagen, la nanotecnología y la oftalmología se han puesto a diseñar una cámara estroboscópica de alta definición y gran angular que se implante oculta en el ojo, se accione por voz y registre y almacene imágenes y sonidos de todo el planteamiento, nudo y desenlace. Otras ramas de la ingeniería, junto con el diseño industrial, la belleza y la hidráulica de fluidos, trabajan para sustituir a la mujer de carne y hueso por un robot con el que se pueda practicar sexo pero no sea sujeto de derechos y, en consecuencia, no se termine en la cárcel por un acto de profundo amor y generosidad hacia el otro, o un deseo mutuo de procreación para tener un hijo o aumentar la prole, ya que, como explican en el ministerio de Igualdad “Hay violaciones en el ámbito de la pareja. No sabes exactamente si has dado tu consentimiento o no, pero yo te puedo asegurar que si tu marido es un maltratador te ha violado todas las veces que a él le ha dado la gana. Y comenzar a hablar de eso también es súper positivo. Hay un espacio en el que hay que hacer pedagogía también, que hay mucha violencia sexual en el ámbito de la pareja». Los diseñadores del aliviador entienden que para que el robot tenga éxito debe ser plegable, flexible y poderse llevar en el bolsillo o en la socorrida mochila para todo.

Un cuarto sector que está afilando lápices es el de los arquitectos y las constructoras porque se prevé que la vivienda social suba como la espuma, ya que muchas de las supuestas agredidas pueden ser recompensadas con una casa, dado que otro aspecto «completamente novedoso y referente internacional», en palabras de la ministra Irene Montero Gil, es la «reparación de las víctimas», que tendrán un tratamiento similar «a las víctimas del terrorismo». El «derecho a la reparación», ha añadido la influencer, incluye una indemnización por parte del Estado, y no solo del agresor, para su «completa recuperación». Por su parte, Victoria Rosell Aguilar, Delegada del Gobierno Contra la Violencia de Género, ha recalcado que «El Estado debe hacerse cargo de las víctimas con graves secuelas», aunque este aspecto económico no está cuantificado aún en el texto, pero se aventura que haber sufrido algún tipo de violencia sexual podría conllevar el acceso a una morada pública.

El ámbito que saldrá perjudicado es el de las aseguradoras porque, como hemos visto con tres avispadas y bien asesoradas turistas norteamericanas que contrataron en su país un seguro sobre violación antes de viajar a España, las interesadas pueden presentar denuncia falsa después de una juerga de alcohol y sexo consentidos para cobrar el pastizal de la póliza, ya que la palabra de la supuesta violada va a misa y convierte al supuesto violador en reo de muerte.
Para el vicepresidente segundo del Gobierno del mentiroso, Pablo Iglesias Turrión, el frasecitas, jefe y pareja de la ministra Montero, “hay mucho machista frustrado” en las «excusas técnicas» que se han planteado desde la vicepresidencia primera y desde el ministerio de Justicia”. Esta ley “no es una victoria del Gobierno. Es una victoria de las mujeres y del movimiento feminista en este país”, ha subrayado el abanderado del puzle de agrupaciones. “Un hombre –Iglesias- que no puede sacar de su boca la palabra España es la crónica de un derrumbe anunciado”, declara el filósofo, escritor y catedrático Agapito Maestre Sánchez en el interesantísimo libro de Jorge Casesmeiro Roger, Razón en vena.

Debemos esperar al texto definitivo, para el que quedan meses y mucho afine, pero lo que salga puede colapsar los juzgados, llenar las cárceles de inocentes, subir la demanda de vivienda social, acrecentar la inmigración femenina y enfrentar a hombres y mujeres hasta límites insospechados y terribles. Porque lo que está en peligro es el movimiento histórico por la igualdad de oportunidades y derechos entre mujeres y hombres, por otro contrario a la democracia liberal que pretende sustituir la sociedad de mujeres y hombres libres e iguales por otra de mujeres contra hombres. Una delicia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jorge del Corral

Hijo, hermano y padre de periodistas, estudió periodismo en la Escuela Oficial de Madrid. Ha trabajado en cabeceras destacadas como ABC y Ya. Fue uno de los fundadores de Antena 3 TV. Miembro fundador de la Asociación de Periodistas Europeos (APE) y del Grupo Crónica, creador de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión (ATV) y fundador de la Unión de Televisiones Comerciales (UTECA). Un histórico de la agencia EFE, donde fue subdirector y corresponsal en Roma.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído