España infectada de coronavirus, camino al desastre económico y con un Gobierno incapaz y negligente

España infectada de coronavirus, camino al desastre económico y con un Gobierno incapaz y negligente
El segundo Gobierno Sánchez posa ante La Moncloa. PD

El Ibex 35 se desploma un 14,06%, la mayor caída de su historia.

España es en estos momentos uno de los dos países del mundo donde más rápidamente se está extendiendo el virus del Covid-19, según un estudio de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

El mayor experto en coronavirus de Italia sentencia: «Fue una locura permitir el 8-M».

Son ya 62 los países restringen la entrada de españoles en su territorio por miedo a la propagación de la ‘peste china’.

Los infectados son ya más de 3.100 casos en España y se han producido 86 muertes.

Y Pedro Sánchez y sus compinches siguen tocando el violón, tras cinco semanas de juerga, cuando al amenaza ya era evidente y la OMS alertada de una epidemia mundial, en el que lo único que preocupaba a los dirigentes de PSOE y Podemos es facilitar la salida de la cárcel de los golpistas catalanes, hacerse fotos propagandístncias y montar manifestaciones feministas.

Lo que no se puede es tardar más de un mes en tomar medidas económicas para hacer frente a los efectos demoledores del coronavirus y cuando se toman hacerlo tímidamente.

Las medidas adoptadas por el Gobierno socialcomunista son absolutamente insuficientes y dejan desamparadas a miles de pequeñas y medianas empresas.

Que puedan aplazar el pago de cotizaciones sociales no resuelve su problema de fondo, que no es otro que la caída en picado de la facturación.

¿Acaso piensa Sánchez que los miles de comercios que han visto mermadas sus ventas, y pueden verlas aún más en las próximas semanas, van a encontrar alivio suficiente en el hecho de poder demorar el pago de impuestos? Su problema es de facturación, de falta de ingresos.

El Gobierno socialcomunista se está viendo superado por la crisis del coronavirus, la sanitaria y la económica, porque se ha perdido un tiempo precioso y lo que ha anunciado Pedro Sánchez no es un plan anticrisis, sino un parche que ha terminado por dar la puntilla a los mercados -la Bolsa de Madrid sufrió ayer la mayor caída de su historia-, después de que el BCE presentara también un programa contra el coronavirus que se centra en la inyección de liquidez, pero deja intactos los tipos de interés.

Ni el Gobierno español ni el Banco Central Europeo han estado a la altura de lo que demanda una situación de emergencia excepcional.

Pedro Sánchez y su Gobierno están actuando con una impericia supina, rayana en la negligencia, porque ha tardado un mes en reconocer la crisis sanitaria y no ha adoptado medida alguna de tipo económico hasta que la situación se ha vuelto crítica.

Imprevisión a raudales es lo que caracteriza la actuación de un Ejecutivo que, más allá de la proclama y la propaganda, ha mostrado el verdadero rostro de su incapacidad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído