CUANDO SE CAMBIA LA LIBERTAD DE PRENSA POR UN PLATO DE LENTEJAS

‘Caraduras sin Fronteras’: los millonarios de la radio y la televisión imploran ayudas oficiales a Sánchez y se ponen a sus órdenes

Ni se plantean recortar sus inmensos sueldos y piden que se les subvencione con dinero público imprescindible para atender a infectados, comprar respiradores, pagar vacunas, asistir a parados, ayudar a los autónomos o auxiliar a decenas de miles de empresas que van camino de la ruina

‘Caraduras sin Fronteras’: los millonarios de la radio y la televisión imploran ayudas oficiales a Sánchez y se ponen a sus órdenes
Periodistas y medios de comunicación dispuestos a no ver, ni oír ni hablar. PD

Los capitalistas nos venderán la soga con que los ahorcaremos”.

Parafraseando a Lenin, que es a quien se suele atribuir esa draconiana sentencia, deberíamos decir este 22 de marzo de 2020, que los periodistas españoles están a punto de comprar la cuerda con la que Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y sus compinches les cortarán el resuello y la libertad.

No es broma.

Las TV comerciales, atribuladas por la ‘drástica caída’ de la publicidad aparejada a la crisis del coronavirus, el confinamiento de la población, el cierre general y la paralización de la actividad económica, han pedido al Gobierno socialcomunista ayudas urgentes.

La Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (UTECA), donde juegan un papel preponderante Atresmedia, dueña de Antena 3 y LaSexta, entre otras cosas, implora al socialista Sánchez que empiece a inyectarles a granel campañas publicitarias, además de darles bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social y ayudas variopintas.

No se plantean, con una desvergüenza que escandaliza, recortar el millonario sueldo de Antonio García FerrerasWyoming o Pablo Motos.

Tampoco renunciar a los suculentos bonus que suman a sus emolumentos salariales los José Creuheras, Mauricio Casals, Javier Bardají, Silvio González, y compañía, sino que, del erario público, de ese dinero que sale del bolsillo de todos los españoles y tan imprescindible será para atender a infectados, comprar respiradores, pagar vacunas, asistir a parados, ayudar a los autónomos o auxiliar ‘in extremis’ a decenas de miles de empresas que van camino de la ruina, se les de a ellos un buen trozo.

Con disimulo y a ser posible con campañas publicitarias lanzadas por el Gobierno central y los gobiernos autonómicos.

¿Y qué va a hacer Sánchez? No hay que ser muy imaginativo para adelantar que acogerá con ‘cariño’ -si no lo ha hecho ya- la lacrimógena petición de las televisiones y como quien paga manda, que dice un viejo refrán español, exigirá a cambio fidelidad perruna, cobertura amistosa y mucha manipulación.

No son los millonarios televisivos los únicos dispuestos a ir en ‘peregrinación piadosa’ a La Moncloa.

También la Asociación Española de Radio Comercial (AERC) se manifiesta a ponerse de rodillas y solicita al Gobierno Sánchez «un plan de ayudas e incentivos para poder mantener sus emisiones, el empleo y su labor de servicio público».

Y lo explican como los de la televisión, argumentando que, de no ser así, «la supervivencia de la radio (un servicio público esencial, generador de empleo y contribuyente de la pluralidad informativa en un Estado de Derecho) quedaría seriamente comprometida».

Que la información periodística, sea vía radio, televisión, papel impreso o Internet, es un servicio público esencial, está fuera de toda duda, como también que una democracia auténtica precisa de medios de comunicación independientes.

En ningún lugar y hemos rebuscado mucho, hemos encontrado a alguien con dos dedos de frente, una pizca de sensibilidad y espíritu libre que diga que para prestar ese servicio público haga falta que los eximios miembros de esta nueva ONG llamada ‘Caraduras sin Fronteras’,  los Crehueras, Casals, Ferreras, Wyoming, Pastor, Vasile, González, Bardají, Vázquez y colegas de guateque, tengan que embolsarse varios millones al año.

Cada uno de ellos y sin perder puntos del carnet de progre.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Alfonso Rojo

Alfonso Rojo, director de Periodista Digital, abogado y periodista, trabajó como corresponsal de guerra durante más de tres décadas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído