LOS MILITARES LEVANTAN EN 3 DÍAS UN HOSPITAL MÁS GRANDE QUE EL QUE LOS CHINOS HICIERON EN 10 DÍAS EN WUHAN

Pedro Sánchez descubre ahora para qué sirve ese Ejército español que proponía eliminar

El Gobierno socialcomunista está ahora dándose de bruces con este país llamado España, en el que siempre han vivido chupando de la teta pública

Pedro Sánchez descubre ahora para qué sirve ese Ejército español que proponía eliminar
Los militares levantan un gigantesco hospital en Ifema, contra el coronavirus. PD

Asombrada, España se frotaba los ojos ante la última proeza de los chinos, que iban a levantar en diez días un hospital en Wuhan, zona cero de la epidemia de coronavirus, que albergaría mil camas.

Toda clase de elogios se dispensaron entonces a los chinos por levantar en tan poco tiempo un sanatorio.

Pues apenas tres días desde que recibiera la petición de la Comunidad de Madrid ha tardado el Ejército español en montar un hospital, que podrá albergar hasta 5.500 camas (500 de UCI), en uno de los pabellones del recinto ferial de Madrid.

¡En tres días! Semejante eficacia no ha recibido ni un tercio de los elogios que cosecharon a distancia los chinos de la peste!

De sus lacrimógenos, pesados y oportunistas discursos en televisión se concluye que Pedro Sánchez, quien en su día apeló a la desaparición del Ministerio de Defensa, ha descubierto ahora para qué sirve el Ejército y por qué debe estar suficientemente dotado presupuestariamente.

Lo de eliminar el Ejército lo dijo en una entrevista en ‘El Mundo‘, el 4 de octubre de 2014.

Cuando el periodista Rafael J. Alvarez le pregunto qué Ministerio sobra y qué presupuesto falta, sin titubeaer, el socialista Sánchez respondío: «Falta más presupuesto contra la pobreza, la violencia de género… Y sobra el Ministerio de Defensa».

El líder del PSOE, que es un caradura de altura, hasta se ha apropiado de la digitalización de España a través de una potente red de fibra óptica, que si existe es gracias a la inversión de potentes compañías privadas.

Parece que Sánchez y con él buena parte de ese Gobierno de ineptos que montaron PSOE y Podemos, con apoyo de proetarras de Bildu y golpistas catalanes, este ahora dándose de bruces con este país llamado España, en el que siempre han vivido chupando de la teta pública.

Vaya por delante que  eso es un atavismo exclusivo de la izquierda: pensar que nada existía antes de su llegada a La Moncloa.

El socialista Sánchez no puede olvidar y el pueblo votante no lo hará, que el 8 de marzo de 2020 echó a España a la calle para rentabilizar su obra de ingeniería ideológica, y que unas horas después se cerraron todos los centros de enseñanza.

Si Europa está «en guerra», la inmensa desgracia es que el Gobierno socialcomunista, nuestro Gobierno durante unos meses todavía, se haya enterado tan tarde.

España está compungida, y Sánchez tiene derecho a estarlo también, pero cuando se encierre en el cuarto de baño.

Eel caso del Gobierno, hacerse la llorona no basta porque le es exigible un plus de eficacia. No basta salir con cara de ‘dolorosa‘ en la televisión cada poco.

Nos guste o no, fue Sánchez quién resultó elegido por la mayoría parlamentaria surgida de las urnas y por eso duerme en La Moncloa.

El resto de españoles no ha sido elegido para esa función y tiene total legitimidad para expresar su malestar con su modo de actuar o su manierismo mediático.

Para nuestra desgracia, porque es un irresponsable, Sánchez está en la presidencia del Gobierno en este terrible momento, y aun así trata de sacarle partido a la tragedia y tanto tacticismo resulta vomitivo.

Casi tanto como sus insuficientes explicaciones o su vacuidad.

Sólo le preocupa al personaje que no se lo lleve la riada de indignación popular.

Y quebrantando la consigna oficial que difunden LaSexta, Cadena SER, El País y y todo el rebaño de tertulianos a sueldo de Iván Redondo y los gurús mediáticos de La Moncloa, que nos instan a permanecer silentes ante la inepcia culposa que está demostrando el Gobierno socialcomunista en la gestión de esta pandemia, desde Periodista Digital acusamos, como están haciendo en solitario y con valor algunos como Isabel San Sebastián, Carlos Cuesta o el propio Carlos Herrera.

Acusamos al presidente y sus ministros -a los socialistas y a los podemitas- de faltar estrepitosamente a su deber de tomar en cuenta lo que estaba ocurriendo en China e Italia y hacer acopio del material sanitario indispensable para hacer frente a la catástrofe.

Acusamos al presidente y sus ministros de agravar esta negligencia al sumar el sectarismo izquierdista a la imprudencia y empeorar las cosas anunciando y practicando requisas indiscriminadas que han alarmado, con razón, a los proveedores de dicho material e impiden que llegue a los hospitales y demás centros necesitados con la urgencia imprescindible.

Son culpables y tendrán que rendir cuentas por ello. En las urnas y en los tribunales de Justicia.

Queremos seguir siendo un medio de comunicación libre

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

CONTRIBUYE

 

 

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído