Rafael López Charques: «Personal esencial y otras milongas»

Rafael López Charques: "Personal esencial y otras milongas"

Dado el tinglado en que está metido nuestro país, ya no debería extrañarnos nada, pero aún así, seguimos contemplando actos, oyendo declaraciones y enterándonos de noticias que nos dejan perplejos.

No vamos a hablar del coronavirus, para eso están los expertos, que por cierto como hemos comprobado son menos, en una cuantía importante, de los que se auto consideran como tales y se dedican a dar lecciones gratuitas.

Consideraremos unos cuantos hechos que nos sorprenden y no entendemos.

Según parece se ha reducido, de manera drástica los test a los sospechosos de estar contagiados, salvo los que sean “personal esencial”. Si lo son, por ejemplo, las fuerzas de seguridad y el personal sanitario, pero incluir entre los privilegiados a los cargos públicos del Estado y de las Comunidades, por el hecho de serlo, nos parece inmoral, habrá que si lo sean, pero otros muchos no, sin embrago seguirán disfrutando de prerrogativas por razón de su status, superior al resto de los mortales, nunca mejor dicho.

El jefe de los morados, que por cierto para dar ejemplo no cumple las recomendaciones que machaconamente nos han repetido a todos los ciudadanos de a pie, pues acude sin mascarilla a actos, a pesar de tener una persona contagiada en su casa, incitó a sus huestes hace cuatro años, con el siguiente mensaje «debemos politizar el dolor, que el dolor se convierta en propuestas para cambiar la realidad». Es decir, instrumentalizar los hechos para sus intereses políticos; tomen nota.

Según filtraciones que trascienden, los consejos de ministros se parecen en ocasiones a un mercado. Yo cedo en esto si tu aceptas lo otro. No sería raro que fuese cierto, pues el citado órgano en el Real Decreto que establece medidas económicas contra el coronavirus, modificó la Ley del CNI para que el coleta pueda formar parte del mismo. ¿Tiene algo que ver una cosa con otra?

Una recomendación que hacemos a nuestros políticos es que dejen de lucirse, dando ruedas de prensa sobre el problema, en las que generalmente hablan de vaguedades, y no responden escuetamente a preguntas concretas. Por cierto, en una que dio el morado recurrió al patriotismo. Si, han leído bien. Nos atrevemos a aventurar, no podemos asegurarlo, que cuando él oye a alguien este término piensa, ya está un carca fascista. ¿Coherencia? La verdad es que tampoco nos puede extrañar mucho. Su maestro, el camarada Stalin alentó al pueblo a luchar por la “Madrecita Rusia”, cuan su país fue invadido, y peligraban su gobierno y su cabeza. Sin embrago, con anterioridad, quien dijese ese frase tenía grandes probabilidades de pasar unas vacaciones en un gulag.

Otra vuelta de tuerca. La Mesa del Congreso, a propuesta de su presidenta, es decir del Gobierno, ha aprobado paralizar los plazos que tiene el mismo para responder a las preguntas de la oposición y entregarles los informes o documentos que pidan. Conclusión, ahora que es necesaria la máxima transparencia, habrá más opacidad.

El Consell de Mallorca en una muestra de sectarismo ideológico, va a destinar 300.000 euros a una subvención para “aumentar el conocimiento y la presencia social de la lengua catalana” en Mallorca. ¿No sería mejor dedicarlos a sanidad? Conclusión, si alguien muere conociendo bien el catalán, no importa.

Lo que si hemos comprobado es que “no hay mal que por bien no venga” Los golpistas catalanes encarcelados, que ya pasaban el día en la calle, ahora no tendrán que ir a dormir a prisión. El ministro que se encontró con la vicepresidenta venezolana descansará, pues la prensa ya se olvidó del tema.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído